Sábado, mayo 25th, 2013 | Author:

EL CALOR ACENTÚA LOS AROMAS
Los placeres del verano en el jardín se potencian por el hecho de que el aroma de las flores y los follajes se desenvuelve tanto de día como de noche. Consiga el perfecto vehículo que constituye el aire caliente para las fragancias cerrando áreas del jardín mediante setos y cortavientos. En esta estación, la suave brisa lo llena todo de abundancia de perfumes, encabezados por la amplia gama que existen de especies aromáticas, Sol, fuerte y a raudales, y escasa humedad son las condiciones esenciales para que lavanda, tomillo, salvia o santolina le acompañen a usted… y su pituitaria disfrute. También claveles, rosas, magnollos, minutlsas o fresias se descubren antes por su fragancia que por su imagen en verano.

Adelfa. El Nerium olander tiene los dos extremos. Por … -una parte, su suave fragancia destaca en maci zos y borduras. Pero, por otra, todas sus partes son muy venenosas. Requiere una exposición soleada y calor.

Budleya. A la Buddleja davidii también se la conoce por arbusto de las mariposas, ya que estos insectos se sienten atraídos por el aroma dulzón de sus flores. Apropiada para exposiciones luminosas y soleadas.

Albahaca. Las hojas del Occinum basilicum resultan muy aromáticas y se emplean como condimento. Se presta a ser cultivada en maceta y a menudo se la ve en el alféizar de las ventanas y en los jardines. Los tallos terminan en ramilletes de flores blancas.

Geranios de olor. Cultivados más por el olor de sus hojas al frotarlas que por sus flores, hay aromas de lo más diverso: a limón (Pelargonium citriodorum), nuez moscada (P. odoratissimum), menta (P. tomentosum).

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in