Domingo, octubre 31st, 2010 | Author:

Rosas.
Las plantas jóvenes y las recientemente trasplantadas, deben recibir durante este año y el que viene una cantidad importante de agua para afianzar las raíces y lograr que se desarrollen. Se carpe bien la tierra y se agregan enmiendas orgánicas para favorecer la aireación y la penetración de agua. Las rosas son plantas que gustan de recibir agua en las raíces profundas, así que a la hora de regarlas recordar esto último es importante.
Hay gente que cultiva rosas, que ahora en enero les hace una poda muy suave, favoreciendo la floración de otoño. Es común ver algunas ramas que se han desarrollado en desproporción con respecto a la planta. Las recortamos un poco y entresacamos hojas que estén demasiado apelmazadas en el centro de la planta. Tiene que haber una permanente circulación de aire y luz, pues si no aparece la roya inmediatamente, sobre todo en plantas que están ubicadas en patios o lugares donde el aire no corre a través. Lo que recortemos, debemos quemarlo. Sacar todos los chupones que haya por debajo del injerto y guiar las nuevas ramas de las trepadoras. Sacar hojas marchitas y escaramujos. Controlar pulgones, mosca blanca, hormigas y cochinilla.
Los trabajos de injerto a yema despierta son intensos este mes, como ya dijimos, con pies que hayamos obtenido el año pasado (Rosa multiflora, Rosa indica major, Rosa canina, etc.). También se desbrotan estacas que ya hayan arraigado, preparándose para ser injertadas a yema dormida en febrero, marzo y abril.

Categoría: Rosa rosales
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in