Viernes, abril 17th, 2009 | Author:

El azafrán tiene pocas exigencias de cultivo, pero convendrá proporcionarle un suelo fértil, suelto y permeable.
La multiplicación se realiza aprovechando los bulbillos laterales que se producen en el bulbo principal; estos bulbillos deberán separarse, ser sometidos a una severa selección y, en el momento oportuno, plantados. La plantación se llevará a cabo preferentemente en los meses de enero y febrero; en tal caso para abril comenzarán a brotar las hojas y poco despué* aparecerán las flores.
Los bulbos se enterrarán a una profundidad de 10 a 12 centímetros y dejando entre ellos una distancia de 10 a 15 centímetros. Estos bulbos pueden quedar soterrados durante tres años, sin perjuicio para ellos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in