Tag-Archivo para » tulipanes «

Domingo, junio 20th, 2010 | Author:

Rincones con tulipanes de colores.
Césped florido.
El césped puede cambiar de aspecto al inicio de la primavera sin demasiadas complicaciones eligiendo simplemente como plantas de flor bulbosas como los tulipanes. Un agujero con un plantador de bulbos (pie encontraremos en cualquier tienda dedicada al jardín, grandes almacenes o en centros de jardinería, evitará que tengamos que abrir agujeros difíciles de tapar más tarde. Los bulbos se plantarán en otoño deforma irregular de manera que más adelante las plantas no mantengan aspecto de macizo. Las variedades bicolores por ejemplo en rosa y blanco, evitarán también acentuar este aspecto de regularidad. Habrá que tener precauciones con la instalación de riego y evitar también plantar tulipanes o cualquier otra bulbosa cerca de los aspersores. Una vez finalizada la floración basta arrancar los bulbos tirando con firmeza desde la base de la planta y como el terreno en la primavera está mullido saldrán sin dificultad. Taparemos los agujeros con tierra y en pocos días el césped recuperará su aspecto homogéneo de tapiz.

Martes, enero 27th, 2009 | Author:

Las labranzas, de acuerdo a la profundidad que alcanzan, se han dividido en las categorías siguientes:
a) Superficiales, cuando se realizan a una profundidad no mayor de 10 centímetros; su principal objeto es el de permitir la aereación del suelo, como asimismo mantener limpia y descostrad» su superficie.
b) Corrientes u ordinarias, son las que llegan hasta Una profundidad de 20 centímetros para permitir la meteorización y el desmenuzamiento de las primeras capas; se practican siempre antes de emprender un cultivo.
c) Profundas, cuando persiguen el mismo objetivo que en el caso anterior pero realizándose en un espesor comprendido entre 20 y 40 centímetros. Son necesarias para practicar enmiendas y estercoladuras profundas, como así también cuando han de cultivarse plantas con mueso desarrollo radicular.
d) De desfonde, cuando alcanzan profundidades superiores a los 40 centímetros. Se practican cuando se vuelve a cultivar un terreno después de haber permanecido varios años inculto, y su objeto es desmenuzar, aerear el terreno en esa profundidad. Un desfonde corriente se practica únicamente en el lugar en que han de ser plantados los vegetales y su profundidad será de unos 40 centímetros; un desfondo profundo se realizará cuando van a plantarse árboles o arbustos, pudiendo llegar su profundidad hasta los 80 centímetros, o a veces más.
La preparación de un terreno que ha sido destinado a jardín puede ser realizada de muy distintas maneras. Consideraremos nosotros el caso más corriente y en el cual se utilizan como herramientas, palas y algún otro implemento de mano.
Sea el terreno o parcela representado esquemáticamente en la figura 14. Marcadas con un cordel tenso las distintas

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Cryptomeria. Árbol de crecimiento rápido, porte muchas veces respetable, forma cónica, buena adaptación a suelos algo húmedos. Las especies más conocidas son: C. japónica, muy robusta, procedente de China, con follaje de color verde claro; tiene muchas variedades. Las variedades enanas, por su gran efecto decorativo, se prestan muy bien para ser cultivadas en jardines pequeños. Otra especie, la Cryptomeria elegans, se caracteriza por tornar su follaje al color rojizo desde mediados del otoño hasta la llegada de la primavera.
Enebros. Arboles muy apreciados por su rusticidad y variabilidad de formas y colores. Entre la gran cantidad de especies y variedades con aplicación en jardinería, pueden nombrarse: Juniperus virginiana, llamado también “Cedro de Virginia” o “Cedro Rojo”, de unos 20 metros de altura, muy rústico y ornamental, adaptándose bien a todo tipo de suelo, aunque prefiere los fértiles; de ella derivan variedades tales como la glauca, péndula, cupresifolia glauca, Smithii, etc. La especie Juniperus Sabina es de poco crecimiento y forma achaparrada; la /. japónica posee numerosas variedades, tales como la argéntea variegata, áurea, próstata, etc.
Libocedros. Son árboles con pocas exigencias, crecimiento rápido, follaje de color verde claro y alturas a veces superiores a los 35 metros. Se prestan muy bien para cultivar como planta aislada y las especies más conocidas son: Libocedrus chilensis, con follaje plateado; L. decurrens, de forma cónica y follaje verde claro.
Piceas. Grupo muy numeroso de árboles que se caracterizan por su follaje glauco azulado y sus formas piramidales altamente decorativas. Son muy semejantes a los abetos y, en general, tienen sus mismas exigencias. Las especies más recomendables son: Picea alba, llamada también “Abeto blanco”, de crecimiento rápido y follaje color verde blanquecino;Picea vungena, con un precioso y llamativo follaje de color azulado (crece rápidamente en suelos silicosos); Picea orien-talis, con follaje de color verde obscuro.
Pinos. Extraordinaria y conocida familia de árboles vigorosos, muy empleados en la formación de reparos, como ornamentales, como fijadores de médanos, etc. Las especies más cultivadas en el país son:
Pinus halepensis, de rápido crecimiento, mucha altura, muy resistente, con follaje de color \erde claro y tronco gris plateado, prospera muy bien en todos los suelos pero tiene preferencia por los arenosos y algo calizos; prefiere climas templados.