Tag-Archivo para » terrazas y jardines «

Miércoles, mayo 01st, 2013 | Author:

“DECIDÍ QUITAR LOS FRUTALES”
“Los plantó mi padre hace mucho tiempo, pero no crecían bien en este suelo. Así que sólo dejamos un naranjo, como recuerdo, que apenas da fruta. Al principio, esta casa era la residencia de fin de semana, pero hace ya ocho años que mi marido (en la fotografía) y yo nos jubilamos, y ahora vivimos aquí. De este modo podemos cuidar mejor a nuestras plantas y animales. El único problema es el oidio de los rosales, que sí les ha afectado; quizás porque estamos en plena zona vitivinícola (el Penedés) o porque algunos tienen más de 30 años, apenas dan flores”.

Martes, enero 27th, 2009 | Author:

Abonos
Como deseamos encarar esce Capítulo de una manera totalmente práctica, dedicaremos unas pocas líneas para fijar conceptos básicos de agronomía.
Debemos partir de la base de que todo vegetal, salvo escasas excepciones, encuentra en la tierra los elementos nutritivos que necesita para vivir. Estos elementos son, principal-nente, los siguientes: oxígeno, hidrógeno, carbono, nitrógeno, potasio, fósforo, azufre, calcio, magnesio y hierro. No todos ellos son extraídos del suelo; el carbono, por ejemplo, lo extrae del anhídrido carbónico del aire. Los restantes se encuentran, naturalmente, en el suelo,’ formando sales minerales, aunque no siempre en la proporción adecuada para el desarrollo de las plantas. Cuarído exista un “déficit” de uno o más de ellos, deberá ser incorporado bajo forma de abonos.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Araucarias. Son árboles de gran porte, crecimiento lento y fácil adaptación siempre que no se los cultive en climas muy cálidos y secos. Las especies más conocidas en nuestro medio son: Araucana brasiliensis, llamada también “Pino Brasil”, que entre todas las araucarias es una de las que crece más rápidamente y que mejor se adapta a los suelos calcáreos; A. Biáwiüii australiana, muy vistosa, alcanzando a veces al-vuras superiores a los 30 metros; A. Excelsa, de porte majestuoso ya que logra alcanzar alturas superiores a los 50 metros y recomendada especialmente para plantar aisladamente cuando se cuenta espacio para ello; A. imbñcata, originaria del sud argentino-chileno, donde alcanza alturas de más de 30 metros, aunque en los jardines rara vez sobrepasa los 15; A. Cunninghamii, llamada también “Araucaria de la China”. pesar de que su país de origen es Australia; es una de las de mayor porte y de mucha belleza cuando se la cultiva respetando sus condiciones ambientales originales.
Cedros Plantas muy rústicas, originarias de climas más bien templados y fácilmente adaptables a cualquier jardín. Cuando jóvenes presentan una copa bien tupida, pero a medida que pasan los años se va aclarando. Las especies más conocidas y aceptadas son: Cedrus Adanttca, a veces con más de 30 metros de altura, muy rústico y de crecimiento relativamente rápido; comercialmente se reconocen tres tipos denominados “Argéntea” o “Plateado”, “Áureo” o “Dorado” y “Glauco” o “Azulado”; Cedrus Dsodora, hermoso árbol de i’orma piramidal con sus ramas partiendo desde el suelo, io iiaje de color verde claro y de crecimiento más rápido que el de la especie anterior; prospera bien en los suelos calcáreos y en los arciilosilicosos; Cedrus Libam o “Cedro del Líbano’, cue se adapta muy bien a ios terrenos profundos y frescos, es iiistico, vigoroso, de color verde obscuro, alcanzando alturas superiores a ios 25 metros. La especie que hemos mencionado oa.o ei nombre de “Atlántica” es considerada por algunos como una variedad del Cedro del Líbano; comercialmente se oirecen ejemplares del tipo Áurea, Glauca y Péndula Scirgenti.