Tag-Archivo para » regalo rosas «

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Encinas. Pertenece al mismo género botánico de los Robles, y como ellos, constituyen uno de los grandes ornamentos de los jardines que pueden albergarlo. Debemos citar al Quercus llex o “Encina” propiamente dicha, que se adapta muy bien a suelos arenosos; es de follaje grisáceo obscuro y puede ser muy bien llevada con la poda. El Quercus súber o “Alcornoque” o “Árbol del Corcho”, es muy vistoso y decorativo, vegetando bien en tierras arenosas.
Grevillea robusta. Árbol muy ornamental, indicado especialmente para parques y jardines; es de rápido crecimiento, gran follaje y presenta una floración anaranjada muy vistosa.
Ligustros. Más que árboles son en realidad arbustos de hojas persistentes. La única especie que en condiciones ambientales y de cultivo apropiadas puede adquirir desarrollo como para ser considerada en la presente clasificación, es el Ligustrum japonicum, llamado también “Aligustre” o “Tresna”, que es muy rústico, tolera muy bien la poda, adquiere alturas variables entre 10 y 15 metros, presenta un tupido follaje de tonalidades variadas y una floración de color amarillo.
Laurel. Lspecie muy decorativa para jardines, que purde ser muy bien llevada mediante una poda racional y adquirir de esta manera copas muy tupidas. Es muy rústico, poco exigente, aromático y de porte más bien bajo. Su nombre botánico es Laurus nobilis, siendo a veces considerado cono arbusto.
Laurel Cerezo. Árbol más bien pequeño, con bojas grandes, brillantes, y flores pequeñas presentadas en forma de racimos. Es muy fácil de aclimatar en cualquier lugar y suelo siempre que este último no sea excesivamente seco. El Laurel Cerezo propiamente dicho o Prunus laurocerasus tiene hojas venenosas; su principio activo es el ácido cianhídrico, detalle que debe tenerse en cuenta cuando se lo cultiva en jardines donde es habitual la concurrencia de niños.
Magnolias. Arboles muy conocidos y muy apreciados para parques y jardines. De ellos se pueden hacer dos grupos: los de hoja persistente y los de hoja caduca. Dentro del primero debe incluirse a la Magnolia grandiflora, posiblemente la más conocida, de gran porte, hojas grandes, gruesas v lustrosas; abundante floración perfumada en la primavera. Es sensible al frío y prefiere suelos profundos y frescos.