Tag-Archivo para » propagacion de plantas «

Jueves, enero 20th, 2011 | Author:

LA NATURALEZA VERDADERA.
Cultivamos plantas para tener naturaleza, belleza y alegría, para que nos den sombra o frenen el viento, para comer o vender las cosechas y para que sean comida del ganado. Pero… ¿son esos los únicos significados, valores y utilidades de las plantas y de la tierra? La sabiduría antigua enseña que aún sin taener nada podemos ser felices si hay flores y pájaros en los campos. Los antiguos vivieron miles de años con la naturaleza. Pero ¿qué es la naturaleza? Lo más natural es lo autóctono: las especies de plantas y animales que viven en cada región natural —no en cada país— desde antes de la historia y del cultivo. Esas especies se formaron y vivieron juntas por miles, millones de años; están organizadas de un modo que les permite vivir juntas manteniendo la proporción de cada especie; ninguna aumenta su cantidad hasta ser plaga y hacer desaparecer a otras especies.
Una de las razones principales de este equilibrio es la presencia de animales herbívoros autóctonos que, comiéndolas, hacen una poda natural que frena su crecimiento. Esto impide que sean invasoras pero no las elimina porque las plantas tienen sus defensas; sustantias venenosas o repelentes, por ejemplo, las defienden de aquellos herbívoros que no estén adaptados a comerlas. Los animales que atacan a cada planta son inmunes a sus venenos y repelentes. En la naturaleza, plantas diferentes crecen juntas y sus sustancias tóxicas protegen a las demás especies contra el ataque de herbívoros.
Los herbívoros típicos son los insectos: escarabajos, chinches, orugas de mariposa. Podan las plantas y son interesantes porque tienen belleza y sirven, a su vez, como comida para pájaros y otros animales, también lindos e interesantes y que permiten mantener la población de insectos en un nivel tal que no origine la destrucción de la vegetación.
Donde hay plantas autóctonas puede haber naturaleza verdadera: dejarla vivir es ayudar a conservaria y a proteger el ambiente. Esto es urgente porque la naturaleza y el ambiente están siendo arruinados por los resultados poco tenidos en cuenta de lo que llamamos progreso: desmonte, contaminación, etc. Cuidar lugares con plantas autóctonas, en el campo o en zonas urbanizadas, ayuda también a que la gente aprenda a entender a tenerle afecto a la naturaleza.

Jueves, julio 01st, 2010 | Author:

GENERALIDADES.
La aubrecia es una planta vivaz muy apreciada por los jardineros
para los plantaciones de exterior ya que su cultivo no presenta muchas exigencias, y alegra con su floración cualquier rincón aunque sea pobre. Pertenece a la familia de las cruciferas, y su nombre botánico es Aubreíia deltoidea, aunque en la actualidad se tiende sólo a cultivar híbridos de ella. Es una panta trepadora de porte rastrero que se utiliza en rocallas, borduras, para llenar muros y escaleras, y como especies de temporada en jardineras y macetas.
Las oubreíias dan un resultado formidable cuando se combinan con especies bulbosas de floración primaveral, como los crocus o tulipanes, y también con otras vivaces, por ejemplo el Dianthus deltoides, Helianthemum apenninum o Silene schafía.
La aubrecia florece entre marzo, abril y mayo. Suele formar una mata baja en el suelo que crece rápidamente en cascada. Su altura media está entre 5 y 10 cm. Las flores poseen cuatro pétalos de colores muy variados que van desde el blanco, al rosa, morado o rojo.
Sus hojas están recubierias por una vellosidad de color blanco que le proporciona una tonalidad grisácea, que hace que sea una planta bonita también fuera del periodo de floración.