Tag-Archivo para » plantas ornamentales «

Lunes, febrero 27th, 2012 | Author:

Otra opción es llevar tus plantas más resistentes al baño, llenar la bañera y ponerlas dentro o muy cerca. Debido a los azulejos,
el agua se evapora lentamente, se crea mucha humedad y soportan mejor la falta de riego.

Viernes, junio 17th, 2011 | Author:

También es mejor quedarse corto, porque es más fácil rectificar añadiendo más, y porque con una mayor cantidad de abono de golpe hay más posibilidades de quemar las raíces. No abones las plantas en invierno a no ser que estén en flor. Aunque se encuentren en un interior, rebajar el riego y cesar el abonado puede ser suficiente para hacerlas entrar en reposo. Nunca abones una planta enferma; una ración extra de alimento no soluciona sus males, es más, puede empeorarlos, entre otras razones porque la obliga a crecer en malas condiciones. No abones una planta recién comprada, tiene suficientes nutrientes para los primeros meses. Cuando vayas a abonar, riega siempre primero, deja que el agua escurra y después aplica el abono. Así evitarás que éste se pierda con el agua.

Sábado, diciembre 18th, 2010 | Author:

Las bromelias, atrayentes y exóticas, son originarias de América Central y del Sur y de la región más austral de los Estados Unidos, de las zonas tropicales y subtropicales. Muchas de ellas crecen en su ambiente natural, sobre los troncos y las ramas de los árboles de las selvas lluviosas (son epífitas, como las orquídeas) y otras, crecen a ras del suelo, con sus raíces en tierra.
Entre las especies cultivadas en nuestro país como aptas para interior, las pertenecientes a los géneros Tillandsia, Guzmania, Vriesea y Aechmea son epífitas en su habitat original mientras que las Neoregelia son de tierra.
Las bromelias forman una roseta de hojas con una cavidad central característica que debe mantenerse siempre llena de agua. Las especies epífitas acumulan allí el agua y los nutrientes que toman de la lluvia y del polvo que se desliza por las ramas de los árboles. Por eso conviene, cuando las tenemos en casa, mantener esta cavidad llena de agua fresca que deberá cambiarse cada 5 a 6 semanas (en verano con algo más de frecuencia). Ver sus propiedades en plantas medicinales.