Tag-Archivo para » pergola jardin «

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Elementos de botánica. Haremos una breve descripción de la flor, que es la parte que más interesa en este Libro: una flor debidamente constituida consta de cuatro partes que son: el cáliz, la corola, el androceo y el gineceo.
El cáliz es la parte o verticilo exterior y está constituido por piezas comúnmente de color verde: los sépalos.
La corola está formada por piezas más o menos uniformes, de colores vivos: los yétalos.
El androceo tiene unos filamentos llamados estamhres, en cuyo extremo superior rematan en pequeños saquitos o “anteras”, dentro de las cuales está contenido el polen o polvillo fecundador. Estos órganos constituyen el aparato sexual masculino de la flor.
El femenino, o cuarto verticilo, es el gineceo, que puede tener uno o varios pistilos. La parte abultada del pistilo es el ovario; el cuello se llama estilo, y la parte superior es el estigma sobre el cual cae el polen.
El grano de polen caído sobre el estigma sufre un alargamiento que recorre todo el estilo, llegando hasta el ovario, lugar donde se encuentran los óvulos o células sexuales femeninas. De la conjugación de los dos tipos de células sexuales, masculinas y femeninas, se producirá el óvulo fecundado que al evolucionar constituirá la semilla.
Las flores que llevan los dos sexos se denominan “hermn-froditas”. Si solo tienen un sexo, se denominan “unisexuales”. Cuando ese sexo es el masculino, vale decir, que poseen solo estambres, se llamarán unisexuales masculinas; si por el contrario, el sexo fuese el femenino, vale decir que tienen gineceo pero no androceo, se denominarán unisexuales femeninas.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Aredules (Betula alba). Arboles de gran porte y belleza, alcanzando a veces alturas superiores a los 20 metros. Tienen las características de presentar un tronco muy deco rativo por su color plateado salpicado de obscuro. Requieren mucha humedad.
Arces. Son árboles de buen porte que se cultivan bien en horftlonadas y lugares frescos. Presentan generalmente un hermoso follaje que tiene la particularidad de ser verde claro en plena vegetación, pasando poco antes de caer por tonalidades amarillas y rojizas. Las especies más aclimatadas son: Acer campestre, A. platanoides, A. Negundo, A. pseudopla-tanus, A. Negundo fraxinifolia, etc.
Ailanto o Árbol del cielo {Ailanthus glandulosa). Árbol muy rústico, de crecimiento rápido, prospera muy bien hasta en suelos pobres y es muy usado para el arbolado de calles y caminos. Su follaje es de color verde obscuro y su floración es muy vistosa.
Almez o Celtis Tala (Celtis australis”). Árbol de follaje verde obscuro, buen desarrollo, resistente a los vientos,poco exigente en cuanto a exposición y terreno.
Acacias de flor. Son árboles de mucha belleza y porte variado, pudiéndose agrupar en dos categorías: las que forman copas tupidas y de crecimiento limitado, y las que hay que llevarlas hasta formar copa por medio de la poda. Entre las primeras puede nombrarse a la Robinia pseudoacacia, var. umbracidifera, de floración muy bella y variada, follaje de color verde amarillento y ramas sin espinas; de ella derivan muchas subvariedades de jardín.
Entre las segundas cabe citar a la Robinia pseudoacacia, con sus variedades semperflorens (que florece durante todo el verano), pyramidalis (de crecimiento alargado), decaineana (con flores rojas), monophyla, etc. En general son espinosas, de porte mediano, con floración muy abundante y perfumada, de color blanco o rosado.
Las nombradas entran dentro de las llamadas “Acacias blancas”.
Árbol de Judea (Cercis siliquastrum). Árbol muy decorativo, con follaje de color verde pálido y flores blancas o rojas (según variedad) que se producen antes de la foliación.
Alisos. Son árboles de terrenos bajos y húmedos, dándose muy bien a orillas de lagunas y ríos. El crecimiento es muy rápido e irregular. I.as especies más conocidas son: Alnus glutinosa, A. rotundifolia y A. cordifolia.