Tag-Archivo para » material de jardineria «

Miércoles, enero 12th, 2011 | Author:

También podríamos apoyar sobre la medianera derecha una trepadora de floración vistosa y, lo más probable es que, lo que aparecía como un defecto quede neutralizado. O, más aún, que la solución valorice el conjunto por establecer una relación entre lo plantado y lo construido. Hay muchos casos de corrección que nos servirían de ejemplo pero, pasemos a otro aspecto: el estilo. Existen tipologías arquitectónicas que responden a un determinado paisaje y, por lo tanto, a un material vegetal. Inspirémonos entonces evocando los lugares de origen de estos estilos. Las casas mediterráneas, por ejemplo, se asocian a geranios y Bougainvilleas (Santa Rita) que contrastan tan bien el color de sus flores contra las paredes blancas.
El color es otro punto importante. Las paredes oscuras can a recobrar vida con flores blancas o de colores claros. Los cubrimientos parciales con Parthenocissus tricuspidata (no recomiendo el P. quinquefolia para este fin) podrán aportar un verde claro durante el verano y un bellísimo rojo escarlata en el otoño.
Estos son sólo algunos aspectos que podrán generar la idea a partir de lo directamente relacionado con la edificación. Pasemos ahora al espacio en sí. Habrá que decidir una toma de posición general: ¿haré un sólo conjunto de arbustos multicolor sobre un buen césped? ¿plantaré un cerco de baja altura sobre la línea municipal? ¿buscaré un pequeño arbolito de tronco y forma muy especial, con un macizo de flores de estación al pie?
Todo es válido y surge de una correcta interpretación de un sitio y de la observación de sus características ambientales, generalmente relacionadas a la orientación del frente de la casa y a la calidad de la tierra. Esta última condición no es tan determinante ya que podemos cambiar, renovar o corregir el medio con diferentes agregados.

Domingo, abril 26th, 2009 | Author:

Cyclamen
Planta bulbosa, vivaz, de la familia de las Primuláceas, cuya altura suele ser de unos 15 centímetros. Existen varias especies de las que se han derivado las variedades cultivadas en los jardines. Las principales son:
Cyclamen euroyaeum, llamada también “Violeta de los Alpes”, con flores muy aromáticas de color violado que aparecen en el otoño; existen variedades con flores blancas.
Cyclamen persicum, con flores rojas, blancas o rosadas que aparecen en invierno o al principio de la primavera.
Cyclamen neapolitanum, con hojas matizadas y flores de color púrpura, rosado o blanco; al igual que en la especie anterior, son muy poco aromáticas.
En general los cyclámenes prefieren una tierra arenosa, algo calcárea, rica y bien drenada; el exceso de humedad causa prontamente la putrefacción de los bulbos. Su cultivo debe realizarse preferentemente en macetas y en lugares sombríos.
Los bulbos se plantan en otoño, en tierra de brezo o bien en tierra liviana arenosa; deben enterrarse completamente y cubrirse con un espesor de 1 a 3 centímetros de tierra. Se cultivan en invernáculos fríos o bajo vidrio.
Como al cabo de un par de años los bulbos envejecen v dan plantas con flores pequeñas y poco numerosas, deberán renovarse. Para obtener nuevamente plantas vigorosas, la reproducción deberá hacerse por semilla, en almacigos bajo vidrio.
Esta planta puede servir magníficamente para la ornamentación de interiores, ya que es poco afecta a la luz y al aire libre.

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Las operaciones en la fertilización de un suelo podrían resumirse en 10 puntos:
1) Conocer, aunque solo fuera aproximadamente, la composición del suelo. En general nuestros suelos son fértiles, pero raramente bien compensados; así por ejemplo, en los alrededores de la Capital Federal se requieren abonos ricos en calcio y fósforo, y raramente en potasio y nitrógeno.
2) Debe procurarse usar siempre abonos completos, vale.decir, que proporcionen al suelo todos los elementos indispensables, en las debidas proporciones, pero sin omitir ninguno. Así per ejemplo, un suelo rico en potasio y pobre en los demás elementos, le es muy conveniente una abonadura con guano de aves marinas, o bien una mezcla de superfosfato de calcio y sulfato de amonio.
3) Cuando se requieran efectos rápidos será preciso emplear abonos químicos, o en caso de no disponer de ellos, abonos orgánicos de rápida asimilación. El máximo efecto se logra cuando se disuelven en agua y se aplican en forma de riegos al pie de las plantas y evitando que lleguen al follaje.
4) Cuando se desee una asimilación lenta o progresiva, se dará preferencia a los abonos de origen orgánico.
5) Se abonarán plantaciones establecidas distribuyendo los abonos alrededor de las plantas, pero de manera que queden alejados del pie de las mismas unos 30 centímetros, si se trata de matas de poco porte, de 50 centímetros cuando se trata de matas altas o arbustos, y de 1 a 5 metros, cuando se trate de arbustos grandes o árboles.
6) Al comienzo de un cultivo las abonaduras se harán, preferentemente, un mes antes de la siembra.
7) Es siempre preferible abonar de menos que de más; mpre quedará tiempo para ir incorporando gradualmente nuevos abonos.
8) Cuando se trate de abonos químicos se procurará adquirirlos en casas responsables, que garanticen su pureza y eficacia. Conviene más adquirirlos sin mezclar y realizar la combinación, cuando ella fuese necesaria, por cuenta del propio interesado y poco antes de su aplicación.
9) Antes de efectuar la mezcla de dos o más abonos se averiguará si tal procedimiento está permitido;representa un gráfico fácil de comprender que se refiere al punto tratado. •
10) Los abonos, cualquiera sea su naturaleza y origen, no deberán dejarse nunca a la intemperie ni en lugares húrnedos. Los estiércoles se conservarán en estercoleras de mam-postcría; el guano, el nitrato de sodio, el nitrato de potasio, el cloruro de potasio y, en general, todos.los abonos orgánicos y químicos nitrogenados, serán conservados en lugar cerrado y seco para evitar que pierdan sus propiedades fertilizantes.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Las plantas que mejor se prestan para cubrir muros calientes son las enredaderas de origen tropical o subtropical, tales como: Santa Rita, que puede cubrirlo desde la base en forma muv tupida, aunque requiera un armazón sólido y entrelazado; Madreselvas, que también requieren armazón para trepar; Jazmines, en igual condición; Rosales, especialmente las variedades trepadoras y las reflorescientes; Hiedras, Bignonias, Ficus, etc., que se aseguran al muro por sí solas, no requiriendo por lo tanto armazón alguno. Entre las enredaderas volubles y zarcillosas, que requieren armazón para trepar, pueden mencionarse a las Campanillas, Farolitos, Aristoloquias, Passifloras, ecc.
Un muro a la sombra es difícil de cubrir, siendo obligada •casi siempre la elección de Hiedras, Ficus repens, Ampelopsis, Madreselva japónica flexuosa, Passifloras, etc.