Tag-Archivo para » fuentes jardin «

Sábado, marzo 21st, 2009 | Author:

Conejitos
Planta anual de la familia de las Escrofulariáceas, de 50 a 70 cm. de altura, hojas lanceoladas, lampiñas, flores bastante grandes que tienen la forma parecida al hocieo de algunos animales. Estas últimas se presentan en forma de espigas y su colorido puede ser muy variado; se consideran excelentes para la confección de ramos.
En el lenguaje de los aficionados se conocen también por ¡os nombres de “Dragoncillo”, “.A minino”, “Boca de Lobo’, Gallitos”, etc. En los países de habla inglesa se denominan “Snapdragon”.
Su nombre botánico es Anúrríünum, sp., y las especies le las cuales se han obtenido la mayor parte de las variedades le jardín son el A. majus o A. montevidensis y el A. semper-ñrens. La primera de ellas, en su tipo original, tiene espigas -•rguidas con grandes flores rojizas; la segunda, flores blancas :on matices lila y amarillo.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

La explotación particular persigue fines menos prácticos: la flor o el conjunto de ellas como factor de belleza y de satisfacción anímica. Es a ella que dedicaremos este libro, procu-1 rando dar a conocer todas las normas y sistemas al alcance del aficionado para que, sin mayor esfuerzo de su parte, logre cristalizar el sueño de su jardín propio, como paso coagente a su felicidad y paz interna.
Origen y clima.—Las plantas florales que se cultivan en auestro país proceden, en su mayor parte, de las más diversas latitudes del globo. Tenemos las que provienen dtl trópico, las subtropicales, las de las montañas de Europa y Asia, las de las selvas y hasta las de los desiertos.
El conocimiento del origen de la planta que se cultiva es de importancia para el floricultor, porque debe tratar por todos los medios de adaptarla al ambiente artificial en que ha de crecer y vegetar. No significa ello que una planta procedente de un clima, digamos tropical, no pueda crecer y florecer en una latitud lejana. Existen actualmente sistemas y procedimientos que permiten realizar los más caprichosos cultivos en los más dispares climas. Sólo será necesario conocer, además de otros, los requerimientos climáticos de la variedad que interesa, para proporcionárselos de manera artificial o eligiendo el momento más propicio de la estación astronómica pora proceder a su cultivo.
En el Capítulo VIII de este Manual, hemos incorporado un “Calendario de siembras” en el cual se indican las plantas florales que pueden sembrarse y cultivarse en las distintas épocas del año. Ha sido confeccionado para un clima subtropical, pero puede transportarse a cualquier otro efectuando un simple corrimiento de meses.
Por otra parte, la mayoría de las espedes vegetales que se tratan pueden ser cultivadas al aire libre, en época propicia, habiendo muy pocas de ellas que requieran procedimientos especiales, tales como camas calientes, vidrieras o invernáculos.