Tag-Archivo para » flores para el invierno «

Martes, junio 18th, 2013 | Author:

Los días fríos del invierno no hacen presentir los placeres del aroma en el jardín. Y, sin embargo, incluso cuando el terreno se encuentra duro por las heladas o con una capa de nieve, los fragantes heléboros y campanillas de las nieves subirán a flor sin problemas y emanarán un delicioso perfume. Los grandes árboles y arbustos también tienen algo que decir: laureles, eucaliptos, limoneros, etc., cuentan con hojas tan aromáticas que, a distancia, las sentirá usted. No estará mal que en esta época recurra a especies de otras latitudes, como esqulmias y uvas de Oregón. Y también puede forzar ciertas bulbosas primaverales, como el jacinto, para que en pleno invierno su aroma invada el jardín y eí interior de su hogar.

Campanilla de las nieves. Muchas campanillas poseen una acusada fragancia, pero a mejor es el Galanthus nivalis. Con un fuerte aroma a miel, sus hojas verde grisáceas conjugan con sus flores blancas. Resistente al frío.

 Calamondín. Durante todo el año, el Citriofortunella microcarpa produce intermitentemente flores blancas diminutas con olor a limón. Pero el perfume, Incluso más fuerte, también se extiende a las hojas. Apropiado para el mediterráneo, requiere abundante sol.

Cornejo. El Cornus mas es un árbol de follaje caduco cuyas tempranas flores aparecen antes que las hojas y los frutos. Y no sólo adornan las ramas, sino que además despiden un suave perfume que se expande con la brisa del viento.

Durillo. A miel. Esta es la fragancia que desprende el Viburnum tynus, el más popular de los durillos que florece er nvierno cubriéndose de inflorescencias blancas. Prefiere crecer al sol.

Camelia. La Camellia sasanqua resulta interesante por su floración precoz (a partir de diciembre) y su dulce olor exótico. Galicia y, en general, todo el litoral cantábrico es su feudo, donde debe estar a la sombra total o parcial. Si hiela, protéjala de los rayos de sol matutinos.

Chimonanthus. Durante los meses de invierno, en las ramas desnudas del año anterior del Chimonantus praecox nacen múltiples flores fragantes. Se trata de un arbusto que prefiere un lugar soleado y resguardado.