Tag-Archivo para » enviar flor «

Martes, marzo 03rd, 2009 | Author:

En cuanto a la forma de realizar los riegos, pueden considerarse dos maneras distintas: 1) por proyección o aspersión, y 2) por infiltración. En el primer caso el agua se proyecta sobre los vegetales en forma de lluvia utilizando para ello mangueras o regaderas apropiadas. Es un sistema muy apropiado para jardines chicos o medianos; la lluvia al mojar él follaje lo refresca y lo libra de polvo que muchas veces obstruye los estomas, impidiendo el normal desenvolvimiento fisiológico del vegetal.
Tratándose de riegos de céspedes, es muy común v práctico el empleo de “‘sapos” y otros artefactos mecánicos que proyecten el agua finamente dividida.
Los llamados riegos por infiltración son aquellos en que el agua corre por la superficie del suelo, por acequias previamente preparadas y próximas a las filas de plantas. Se practican cuando el declive del suelo es favorable y cuando el otro tipo de riego mencionado resulta dificultoso o laborioso; al mismo tiempo permite más fácilmente la aplicación de un caudal mayor de agua. Una aplicación corriente de este tipo de riego lo tenemos, por ejemplo, en les casos de cercos de ligustrina, borduras, etc.

Jueves, febrero 19th, 2009 | Author:

Los injertos más empleados en la práctica de jardinería son cinco: 1) de aproximación; 2) de escudete; 3) de “cachado”; 4) de “corona”, y 5) de “rama”.
El primer sistema (figura 23) o sea el injerto por aproximación, se verifica quitando una capa de corteza con un poco de albura en cada una de las partes que se han de soldar. Luego se provoca el acercamiento de las heridas, poniéndolas de modo que exista la mayor juxtaposición para ligarlas en-. seguida.
Para realizar el injerto de escudete (figura 24) se corta una pequeña placa de corteza con yema con lo que x tiene el escudete y para incluir éste se corta el patrón en forma de T colocándolo luego sobre éste último bien ligado, de modo que los labios permitan la salida de las yemas.