Tag-Archivo para » diseño de jardines «

Jueves, abril 25th, 2013 | Author:

 

SENCILLO Y BIEN CUIDADO
Al borde de Vitoria, protegido de las miradas.

Siempre he tenido una especial atracción por la naturaleza y las plantas. Pero lo que más admiración me ha causado son los jardines ingleses, con sus preciosas praderas de hierba… así, sin más, pero muy bien cuidadas”. Luis Díaz de Corcuera es el propietario de este sencillo pero cuidado jardín, situado en una de las mejores zonas de Vitoria, en la periferia, pero a escasos minutos del centro.
Ocupa una superficie de 250 m; y en uno de los lados, el más largo, hay plantadas 15 variedades de rosales de distintos colores. “Todo el jardín está rodeado por un tupido seto que trato de cuidar con esmero. En el centro del césped tengo un ejemplar de rosal de tallo alto, una budleya de flores blancas y una cordyline con varios troncos que ha crecido demasiado. Y, aunque pasan más desapercibidos, también hay romero, menta, gran cantidad de hortensias, rododendros, verónicas y moras silvestres”. En ésta época, para alegrar un poco más y dar color ha puesto pensamientos, prímulas y ciclamen.
UN TOQUE SEÑORIAL
“Tengo una clara preferencia por los jardines despejados, abiertos, sin demasiadas plantas y flores. Mantenerlo limpio de malas hierbas, sin hojas ni flores secas… requiere mucho trabajo y yo prefiero disfrutar de él, aunque tenga que ser más sencillo. Además, me gustan los complementos de piedra, como las copas o las fuentes, porque en mi opinión dan al jardín un carácter señorial”.
Confiesa que no es partidario de utilizar árboles frutales en este tipo de jardines pequeños porque atraen a los pájaros e insectos, bastante molestos, además de que requieren más cuidados.

“CAMBIE DE CASA PARA TENER JARDÍN”
“Empecé a “jugar’ con las plantas en la amplia terraza de mi antigua casa, hasta que pasé a otra individual más grande y con jardín propio. Y, por si fuera poco, enfrente hay un monte suave, con césped y arbolado variado. Abrir las ventanas por la mañana es :asi como estar en Londres, todo está verde. Y lo mejor de esto es que, aunque vivo en la periferia, puedo desplazarme al centro andando y hacer compatible el trabajo con mi afición por la jardinería”.

Viernes, julio 20th, 2012 | Author:

En una casa necesitamos cocina, dormitorios, baños, sala de estar… En el jardín, serán otros los espacios:
■ Encontrar una buena sombra para comer en verano.
■ ¿Cómo descubrir el lugar más soleado para ubicar la pileta?
■ Seguramente tendremos un perro u otra mascota.
■ ¿Nos animaremos a sembrar una huerta propia o frutales?
■ Deberá elegirse la zona para la parrilla u horno de barro.
■ Pensar en la circulación mediante accesos y estacionamiento.
A partir de estas ideas en papel, podemos reflejarlas también en un croquis aproximado.
Al planear los sectores, es clave pensar el todo aunque vayamos a trabajar por etapas, así no se cometen errores por apresuramiento, o por falta de previsión. No debemos arrinconar todo pensando que así ganamos mayor amplitud. Esto es un error muy común y el resultado es inversamente proporcional al objetivo que queremos lograr. Hace que la vista se vaya directamente a los límites y que el centro del espacio quede vacío y subutilizado.

Martes, marzo 24th, 2009 | Author:

Pero aquí nosotros nos hemos de ocupar del “Crisantemo San Vicente” o “Crisantemo de Otoño”, más a menudo llamado “Crisantemo de la China” (Chrysanthemum sinensis^ o “Crisantemo de la India” (Chrysanthemum indicum), por ser el tipo botánico que ha dado lugar a los crisantemos de jardín de grandes flores plenas. Es una planta vivaz como los Asters, con tallos semileñosos, anuales, que mueren todos los años con la llegada del invierno y vuelven a formarse en la primavera; son más o menos ramificados, de 0,30 a 1,50 m. de altura. Las hojas, alternas, son ovales y con bordes lobados. El tallo es terminal, vale decir, que termina en un botón floral que generalmente aborta y provoca la aparición de las primeras ramificaciones. La floración (inflorescencia) es en realidad un corimbo de capítulos; cada capítulo está formado por las verdaderas flores (cada “pétalo” en realidad integra una verdadera flor), siendo heterógamo, es decir, que está formado por flores sexualmente distintas: las de la periferia del capítulo son femeninas, generalmente estériles; las del centro, hermafroditas y a menudo fértiles. Esta disposición floral es característica de las plantas que pertenecen a la familia de las Compuestas.

Lunes, marzo 02nd, 2009 | Author:

CUIDADOS CULTURALES. No abundaremos aquí en datos y detalles por cuanto en la Parte Especial de este Libro se indicará, para cada especie en particular, las normas a seguir. Corresponde por lo tanto hacer aquí una breve exposición ordenada de las distintas operaciones que abarcan los cuidados que merece una plantación.
Riegos. Después de efectuado el trasplante se verifica rán los riegos de práctica. Un jardín bien proyectado deberá contar con depósitos de almacenamiento de agua cuya capacidad dependerá, como es obvio, de la superficie que ocupe. No es posible indicar con exactitud la relación del volumen nece sario de agua con respecto a la superficie del jardín, por cuanto las cifras variarían considerablemente de acuerdo a la zona, tipo de tierra, clase de plantas, clima, estación, etc. La práctica dará la cifra esperada.

Miércoles, febrero 18th, 2009 | Author:

Injertos. La operación de injertar consiste en comunicar entre sí dos plantas generalmente de la misma especie, aunque no necesariamente, con el objeto de asegurar la perpetuación de una variedad cuando no hay seguridad de poderla multiplicar por semilla o por otros sistemas de reproducción. Al mismo tiempo una variedad adquiere características especiales, traducidas casi siempre por una mayor proliferación, aumento en el tamaño de sus flores.
Para tal fin se procede a la trasposición de una rama provista de yemas en el tallo de otro vegetal para que una vez fusionadas las savias vegeten al unísono, es decir, como un solo individuo. La rama provista de yemas se denomina “púa” o “injerto”, mientras que la planta que lo recibe se denomina patrón  o pie .