Archivo para la Categoría » TÉCNICA DE JARDINERÍA «

Jueves, junio 20th, 2013 | Author:

 

LA PODA, DE JOVEN:
Por otra parte, a la mimosa no le conviene más poda que la de formación, que usted debe acometer en su juventud. La finalidad de esta tarea es conseguir ejemplares globosos, el porte correcto para que su floración, que se produce en capítulos de flores globulares y plumosas, mucho más. Pero si usted insiste en realizarla cortes, intervenga después de que haya acabado su floración o, llegado el invierno, aproveche para recoger Algunas ramas floridas. ¿Que usted desea prolongar al menos dos días más la vida: ramos y gozar de mayor fragancia en la vivienda? Siga el secreto que le
ofrece G. Cavatore: coloque los vastagos en un jarrón con agua hasta la mitad a una temperatura de 50°C y sirúelo en el lugar más fresco de la casa. Por la noche, sáquelo al exterior. Y a la mañana siguiente, sustituya ese agua, que ahora debe ser más bien templada. “La mimosa conserva su encanto incluso después de haberse marchitado”.

¿Cómo propagarla?
En otoño, esparza las semillas en una bandeja de siembra y consérvelas en un lugar húmedo y sombrío a 21eC. A finales del primer año alcanzarán los 15 cm de altura. Por esquejes, hágalo en verano, en una mezcla de turba y arena. Manténgalos húmedos y en dos semanas echarán raíces.

Miércoles, mayo 15th, 2013 | Author:

¿RINCÓN INTIMO? CON ARBOLES PEQUEÑOS Aunque el jardín destaca por sus reducidas dimensiones, se ha creado este rincón a cubierto de miradas y con flores. De ello se encargan los arbustos de flor, como la rosa china (Hibiscus rosa-sinensis) y el tulipero del Gabán (Spathodea campanulata), y los árboles de pequeño porte, como los naranjos (Citrus aurantium).
¿TREPADORA VELOZ? PASSIFLORA MOLLISIMA Desde el mirador-ventana que da al jardín se observa la caída de la original trepadora curubá (Passiflora mollissima). Sus zarcillos axilares le permiten sujetarse con el mínimo apoyo, y las flores, naranjas y pendulares, establecen una diferencia apreciable con la pasionaria (Passiflora caerulea), más común. Crece con rapidez y da frutos comestibles en forma de plátano.
3. ¿EN ZONAS UMRRIAS? DICHONDRA
Sobre ese pilón de piedra existía el problema de la sombra total por la proximidad de un gran árbol. Para resolverlo se ha creado una minúscula pradera de dichondra (Dichondra micrantha), que prospera sin sol y requiere mantenimiento bajo. Por su crecimiento superficial se trata más de una tapizante que de un césped.
¿CURRIR UN TRONCO? CLAVEL DEL AIRE. Los troncos de las palmeras como la datilera de Canarias Phoenix canariensis) se prestan la cubrición con trepadoras que oculte su madera desnuda. En este jardín se ha optado por el clavel del aire (Tillandsia renttioides). Se sujeta bien con sus raíces epífitas (enraizan en el tronco, no en tierra) y decora a modo de guirnalda vegetal.
¿GRAN RESISTENCIA? DRAGO DE CANARIAS De todas las Dracaenas, la D. croco o drago de las Canarias es lo más resistente, capaz de sobrevivir al exterior en los climas mediterráneo y subropical. Las hojas en forma
espada se agrupan al final de las ramas, y el tronco produce resina rojiza, llamada 3comunmente sangre de dragón. Aquí ha sido plantada a un lado del césped.

Viernes, noviembre 16th, 2012 | Author:

Trasplante de cicas.
En los añosos parques rurales se observan, con frecuencia, ejemplares de Cycas revoluta. Su aspecto recuerda a una palmera, pero no está emparentada con ellas. Existen 15 especies. Fueron comunes en la Era Mesozoica, en especial durante el período jurásico, conocido como “la edad de las cicas”. Si debemos trasplantar alguna, habrá que realizar la operación con una técnica adecuada, al atardecer, en época de clima templado. Además, deberá plantarse conservando la orientación del emplazamiento anterior. Puede ocurrir que sus hojas se marchiten y amarilleen. En este caso, no hay que retirarlas sino atarlas todas juntas y hacia arriba, protegiendo el ápice. Al año, aproximadamente, brotarán.
El ejemplar de la foto fue trasplantado hace 5 años, con 70 años de edad.

Miércoles, agosto 01st, 2012 | Author:

Los primeros lineamientos. Podemos probar a dibujar en un papel cuadriculado las ideas, usando un cuadradito como unidad de medida (para esto, no hace falta ser un profesional o gran dibujante). Luego, ya en el terreno, con estacas, hilo y una cinta métrica, marcaremos lo que habíamos dibujado.

Domingo, abril 29th, 2012 | Author:

Esta obra del Prof. Ing. Ernesto Belli representa cincuenta años de plena actividad transcurridos paso a paso, serenamente, primero en la capacitación, luego en el trabajo profesional y finalmente volcados a la enseñanza de grado y posgrado universitarios. Es un libro que se abre como vínculo con aquellos que, sin ser profesionales del paisaje, lo valoran, y sienten que una humilde y pequeña planta en su jardín o balcón merece ser cultivada con amor. En la sencillez de sus conceptos, narrados en un simple lenguaje académico tecnológico, el lector tal vez encuentre respuestas a muchos interrogantes, en un relato fruto de cincuenta años de experiencia tratando de resolverlos. Por eso esta obra está dedicada a todos aquellos que son sensibles a las manifestaciones de la naturaleza, a la imponencia de sus integrantes; a aquellos que sepmocionan con la oportunidad y la variación de sus colores, la frescura de los verdes, los suaves murmullos de las hojas mecidas por el viento; que disfrutan del ruido de la hojarasca que pisan, del aroma del pasto recién cortado, del rumoreo del agua en movimiento. Son experiencias que indican que el tema es intenso, sensible, inagotable en el tiempo… no tiene fin…

Martes, febrero 15th, 2011 | Author:

Taxonomía hortícola, que se ocupa de la clasificación de las especies de interés hortícola con potencial en el paisajismo, de la introducción de nuevas especies de varios lugares del mundo con condiciones climáticas similares a las de Washington y del análisis de los factores climáticos que pudiesen influir en el desarrollo y crecimiento de las especies con interés ornamental (eco-fisiología).

Viernes, octubre 23rd, 2009 | Author:

La especie Resedam odorata fué durante mucho tiempo la única cultivada en los jardines, pero gracias al cultivo meticuloso e inteligente de los especialistas franceses, se han obtenido nuevas razas, mucho más vigorosas, con grupos de flores más grandes, más compactas y de colorido más vistoso. De este tipo merecen mencionarse las subvariedades “Piramidal Machet”, “Piramidal Grandiflora”, “Piramidal roja o amarilla” y la “Enana Compacta”.

Viernes, octubre 16th, 2009 | Author:

Es anual, de una altura hasta 70 centímetros, rústica, se acomoda bien er cualquier terreno y lugar y difícilmente degenera si se la cultiva en tierras substanciosas y frescas, además de prodigarles los cuidados necesarios.
Para tener una idea más cabal de la variabilidad de las plantas, como así también de la forma y colorido de sus flores, describiremos rápidamente algunas de las variedades más apreciadas que pueden obtenerse en las semillerías.

Lunes, octubre 12th, 2009 | Author:

La Prímula elatior o “Primavera de los Jardines” tiene tallos florales un poco más largos que en la anterior; sus flores están dispuestas en umbelas o ramilletes y se presentan en número de 15 a 20 por tallo.
Las prímulas se siembran de semilla en almacigos y en lugar abrigado, durante el invierno hasta principios de la primavera. Luego se trasladan a viveros a la espera del trasplante definitivo; éste puede llevarse a cabo en otoño o en la primavera siguiente, dejando una distancia de 30 centímetros entre planta y planta.

Sábado, octubre 10th, 2009 | Author:

Hay una especie denominada Potentilla reptans, que forma matas rastreras que pueden llegar a cubrir grandes extensiones de suelo; florece en primavera y verano, presentando flores amarillas muy vistosas; prospera bien en sitios soleados y áridos, siendo muy resistente a la sequía.
La reproducción se hace por semillas y por división de matas. En el primer caso se siembran en almacigos durante la primavera, haciendo el traslado a viveros cuando sea conveniente; el trasplante al lugar definitivo se hará en el otoño o en la primavera siguiente, dejando entre planta y planta una distancia de 50 centímetros, aproximadamente.