Archivo para la Categoría » Rosas pequeñas «

Sábado, junio 16th, 2012 | Author:

Las rosas especies presentan diferentes tamaños y características. Esto se debe a que cada una tiene que resolver las dificultades que presenta su habitat y adaptarse a él: la rugosa tiene que superar los fuertes vientos playeros y el rocío salado; la rosa gigantea se sube a los árboles ávida de luz; la rosapalustris tiene que saber prosperar con los pies en el agua de los pantanos. Así nos demuestran su increíble amplitud del género, ya que pueden aparecer como plantas diminutas y delicadas, desde menos de un metro de altura, como la R. pimpinellifolia que se encuentra escondida entre la grama en Irlanda y Escocia, arbustivas como la R. x dupontii, o bien, enormes sarmentosas como la R. gigantea (o R. xodorata), ancestro de las primeras rosas té, que logra invadir y cubrir árboles de más de 15 metros en su habitat original de Indochina y climas parecidos, ha. gigantea, llamada por Graham StuartThomas “la emperatriz de las rosas silvestres”, legó su elegancia, fragancia, y largos pétalos a las antiguas rosas de té del siglo XIX. Esta y otras silvestres voluminosas poseen una fuerza y exuberancia impresionantes, que han transmitido, en muchos casos, incluso a sus híbridos más lejanos. Siendo de tan gran porte, necesitan aire y espacio para extenderse con libertad. En los descendientes de estas rosas originales a veces podremos detectar su linaje, por la pista de su aroma, espinas o forma de crecer.
A la rosa le gusta la compañía de otras plantas, y para las trepadoras silvestres, nada mejor que un árbol para desplegarse a gusto, con luz filtrada, aprovechando el fresco. Siempre que el árbol no sea demasiado vigoroso y sus raíces permitan que otras raíces tengan lugar y alimento. Ubicado de tal manera, la Rosa ‘Mermaid’, hermoso híbrido amarillo de la R. bracteata, se luce a la perfección y resiste mejor el frío, tiene larga floración, hermoso follaje y espinas temibles.
La R. rugosa es una rosa playera y por tanto necesita un buen drenaje. Siempre da la sensación de ser una rosa que no quiere mimos, pero sí una ubicación abierta, apreciando condiciones parcas sin exceso de agua. La poda es importante porque estas envejecen desgarbadas, tipo espantapájaros.

Categoría: Rosas pequeñas  | Tags:  | Deja un comentario
Jueves, noviembre 19th, 2009 | Author:

Rosales diminutos, denominados Rosa chhiensis var. mínima o Rosa mínima var, Lawrenceana o Rosa indica mínima. Mide solo 30 centímetros de altura v tanto las hojas como las flores son también muy pequeñas. Está” indicada para formar borduras y hay tipos con flores blancas, rojas o rosadas.
Suelen cultivarse injertadas sobre especies de poco vigor, como la Rosa laxa. La llamada Rosa Touletti procede  rosales diminutos.