Archivo para la Categoría » Reproducción vegetal «

Domingo, junio 30th, 2013 | Author:

Esquejar Coniferas:
Puede probar a hacerlo de cualquier especie, pero las que mejor se adaptan a esta técnica de multiplicación son las utilizadas para setos, como el ciprés de Leyland, el ciprés arizónica o la tuya de la fotografía (Thuja occidentalis “Rheingold”). Tenga la costumbre de cortar siempre los esquejes de tallos recientes y flexibles. Y elija los característicos de la planta madre, ya que los vastagos de las Coniferas, sobre todo de las enanas, tienen pautas de crecimiento muy variables. Observe en las imágenes cómo se hace el resto del proceso.

Martes, diciembre 20th, 2011 | Author:

AÚN MÁS FÁCIL:
Por retoños:
Hay un grupo de plantas que crecen a partir de una especie de tronco del que parten los tallos formando rosetas; es el caso del ÁLOE (A. variegado), CRIPTANTO (Cryptanthus bivitta-tus), AECHMEA (A. fasciata), GUZMANIA (G. lingulata) y la mayoría de las BROMELIÁCEAS. Éstas no se pueden dividir, pero producen una especie de plantitas en miniatura, denominadas, renuevos o retoños, en la base de la planta. Córtalos con una navaja bien afilada y plántalos por separado en macetas individuales.

Domingo, diciembre 18th, 2011 | Author:

OTROS MÉTODOS.
Esquejes foliares:
Muchas plantas de interior pueden multiplicarse a partir de una hoja completa, incluso de un trozo, es lo que se denomina esqueje foliar o de hoja. La mejor época es finales de verano, pero las condiciones de la mayoría de las casas permite tomar esquejes en otoño e invierno. Las nuevas raíces se forman en tres semanas.
CON HOJAS ENTERAS:
Se utilizan hojas enteras de plantas con venas sobresalientes, como la Begonia Rex, o con tallos y hojas crasas, como la Peperomia.
CON TROZOS DE HOJA:
Se usan hojas de ejemplares como el Strepto-carpus, la Sinningia o la Sansevieria. Sólo hay que cortar las hojas en trozos, sin los tallos, siguiendo las nervaduras principales.

Lunes, diciembre 12th, 2011 | Author:

Dividir la raíz para obtener nuevas plantas.
Lo mejor es aprovechar el momento del trasplante, qne suele hacerse en primavera, pero cualquier mes es bueno para dividir una planta, siempre que no haga mucho frío o calor.
1 Saca el cepellón de la maceta sujetando la planta por la base de los tallos. Si la tierra está pegada a las paredes del Iiesto, tumba la mácela sobre una superficie dura y hazla rodar hasta que salga el cepellón entero.
2 Quita con la mano la tierra más superficial que envuelve las raíces sin dañarlas, hasta que queden al descubierto las principales. Separa dos porciones iguales con la mano, con cuidado para no desgarrar mucho las raíces.
3 Prepara tantos recipientes como porciones hayas cortado; mejora el drenaje colocando cascotes en el fondo, sobre los agujeros de los tiestos. Coloca una capa de sustrato nuevo en el fondo de cada una.
4 Introduce cada parte, en este caso de cárex, en un tiesto, rellena con más tierra dejando libres sólo los 2 cm superiores; afianza el sustrato con la mano. Plantar cada porción en una maceta nueva más pequeña, proporcional al tamaño de la nueva planta. Rellena con tierra nueva hasta 1 cm del borde, asiéntala con las manos y riega bien.
Al detalle.
SEPARAR LAS RAÍCES SIN DAÑARLAS.
Cuando son demasiado gruesas no es fácil separarlas con la mano; en este caso, es mejor dividir el cepellón en dos trozos iguales con la ayuda de un cuchillo: es preferible hacer un corte limpio que producir desgarros.

Sábado, diciembre 10th, 2011 | Author:

Así se hace.
AUMENTAR LA HUMEDAD.
No hace falta recurrir a una campana de cristal para aumentar la humedad de los esquejes. Hazlo así y no tendrás que gastarte ni un euro:
• Coloca unos palos en el borde de la maceta, o unos lápices, y cubre la maceta con una bolsa de plástico transparente.
• Sujeta la bolsa de plástico con una goma para que la humedad no se pierda; por supuesto, antes debes haber regado bien.

Jueves, diciembre 08th, 2011 | Author:

Cómo multiplicar por esquejes.
Hay muchas formas de obtener nuevas plantas a partir de un ejemplar, pero algunas son tan complicadas que sólo los expertos consiguen tener éxito. Cortar y plantar esquejes es la más fácil. Hay muchos tipos de esquejes, según la planta: de tallo, de hoja, de trozos de hojas; de todos, los esquejes de tallo son los más comunes.
PASO A PASO:
Plantar esquejes de tallo.
Hay tres tipos de esquejes de tallos, en función de la dureza del material: tiernos, senümaduros y leñosos. La mayoría de las plantas de interior se reproducen a partir de los dos primeros y arraigan con facilidad.
1. Toma un esqueje de unos 7-12 cm con un cuchillo afilado; haz un corte limpio justo debajo de un nudo foliar, es decir la intersección de la hoja con el tallo. Quita las hojas inferiores; sólo deben quedar uno o dos pares en el extremo inferior.
2. Impregna el extremo inferior con hormonas de enraizamiento; es mejor quedarse cortos. Resultan útiles cuando se trata de esquejes duros o semiduros, como el hibisco de la fotografía (Hybiscus rosa-sinensis).
3. Prepara una maceta pequeña con tierra y haz un agujero en el centro con un plantador. Si el esqueje es pequeño, planta varios en la misma maceta, pero siempre que las hojas no se toquen.
4. Mete el esqueje en el TTagujero, de forma que las hojas queden a ras de tierra; presiónala un poco con los dedos para que quede firme y riega con un pulverizador.

Martes, diciembre 06th, 2011 | Author:

Cómo reproducir tus plantas.
Hay tres formas básicas de multiplicar tus plantas: por esquejes, sembrando semillas y por división. Las tres son fáciles, sólo debes conocer qué plantas son las más adecuadas para cada una… y algunos trucos.
Obtener nuevas plantas es más fácil de lo que crees. La mayoría de los ejemplares de interior se reproducen a partir de esquejes o separando los retoños o vastagos y plantándolos en una maceta individual. Los vastagos son esas plantitas que crecen en la base de la planta madre en ejemplares como las bro-meliáceas o muchas crasas. Dividir el cepellón y replantar cada porción es un médoto aún más sencillo de obtener más ejemplares.
El mejor método para cada planta.
Esquejar: Hortensia (Hydrangea), azalea (Rhododendrom simsii), ficus de hoja pequeña (Ficus benjamina), coleo (Coleus blumei), planta del dinero (Plectranthus australis), potos (Scindapsus aureus), fucsia (Fuch-sia), geranio (Pelargonium), crotón (Codiaeum), buganvilla (Bougainvi-llea glabra), hibisco (Hibiscus).
• Dividir: Sanseviera (Sansevieria trilásciata), cintas (Chlorophytum comossum), esparraguera (Asparagus densiflorus), maranta (Maranta leu-coneura), Calatea (Calathea mako-yana), singonio (Syngonium), anturio (Anthurium andreanum), aglaonema (Aglaonema trewbii), aspidistra (Aspi-distra elatior),eKspatifilo (Spathiphy-llum wallisii), helécho (Nephrolepis exáltala), cárex (Carex).

Sábado, febrero 14th, 2009 | Author:

En la reproducción “asexual” o “vegetativa”, los caracteres de la planta hija serán exactamente los mismos de los de la planta que procede. Como única excepción de lo que antecede podrían mencionarse a ciertos injertos en donde el “pie” o “patrón” tiene influencia para transmitir nuevos caracteres a la “púa” o injerto propiamente dicho; estos son los que se denominan “híbridos por injerto”.

Sábado, febrero 14th, 2009 | Author:

Reproducción vegetal
La multiplicación o perpetuación de los vegetales se verifica de dos maneras distintas: 1) por semillas, y 2) por distintos órganos vegetativos (tallos, yemas, tubérculos, etc.). En el primer caso se denomina también “reproducción sexual” y necesariamente debe intervenir la flor, hasta la formación de la semilla; el nuevo organismo estar formado pkr “genes” o elementos hereditarios procedentes de las células generatrices maternas y paternas (óvulos y polen), quedando por lo tanto ligados sus caracteres futuros al azar de las leyes hereditarias. Queremos significar con lo dicho, que los. caracteres morfológicos y otros de una planta nacida de semilla, pueden no responder exactamente al de los padres. Así por ejemplo, en el cruzamiento de dos plantas con flores rosadas puede aparecer una cierta proporción de individuos que produzcan flores blancas o flores rojas, vale decir, no existe seguridad absoluta de obtener una generación con los mismos caracteres de I3 anterior.