Archivo para la Categoría » Regar las plantas «

Domingo, agosto 14th, 2011 | Author:

Agua ¿blanda o dura?
El agua del grifo va bien para casi todas las plantas de interior y de balcón, siempre que no contenga demasiada cal, aunque este factor varía mucho de una zona geográfica a otra. La dureza del agua depende de la cantidad de sales disueltas en ella. Las plantas las necesitan, pero en una dosis muy pequeñas.
Así averiguas cómo es
El agua es dura si después de pulverizarla sobre las plantas aparecen unos círculos blancos de cal sobre las hojas. Si quieres estar segura, consulta a la compañía de agua de tu municipio; puede haber diferencias incluso en la misma ciudad.
Y así reduces la cal y el cloro
Si no te es posible recoger agua de lluvia para regar, deja reposar el agua del grifo durante toda la noche: así se evaporará el cloro y la cal se depositará en el fondo; eso sí, a la hora de regar no apures hasta la última gota para que no caiga la cal.

Sábado, agosto 13th, 2011 | Author:

En la terraza.
• Las plantas grandes en pequeños tiestos necesitan más agua que las mismas en recipientes grandes. En cambio, los ejemplares pequeños plantados en grandes macetas precisan menos agua que las mismas en tiestos pequeños.
• Las cultivadas en un sustrato que contenga parte de arena necesitan más agua que las plantadas en tierra convencional. Es frecuente en las jardineras y macetones de la terraza para aligerar el peso; así se favorece el drenaje y se evita estacamientos.
• No salpiques agua sobre las hojas o flores a la luz del sol, sobre todo en las horas de más calor. Las gotitas actúan como lentes, las queman y dañan seriamente la floración.

Viernes, agosto 12th, 2011 | Author:

El riego perfecto.
En el jardín:
Con el verano y las altas temperaturas el riego se convierte en uno de los factores clave en el jardín. Además de necesitar más agua por estar en pleno crecimiento, los rayos del sol hacen que se evapore una cantidad mayor del agua que la plantas absorben por las raíces; este desequilibrio seca el follaje hasta el punto de provocar su muerte. Te damos algunos consejos para evitarlo:
• Riega al atardecer o a primera hora de la mañana; es el momento del día en que la evaporación es menor y el agua llega casi hasta las raíces.
• Instala un sistema de riego por goteo. Aunque tu jardín sea muy pequeño puede suponer un ahorro importante de agua (del 75 al 90 por ciento).
• Realiza alcorques para árboles y arbustos. Consiste en levantar un montículo de tierra alrededor del tronco y regar dentro para que no se escape el agua.
• Utiliza aspersores para el césped. Si instalas un programador automatizado evitarás un consumo excesivo.
• Pincha a menudo el césped o grama si está en cuesta, para que al regar el agua penetre y no se escurra y se pierda.
• Cubre el suelo de los macizos de verano con un poco de paja, corteza o plástico: es un remedio bastante eficaz para retener la humedad.
• No te excedas en el riego: resulta aún más perjudicial que un leve periodo de sequía. El encharcamiento pudre las raíces y es difícil que la planta se pueda recuperar.
• Riega según cada planta: las flores anuales necesitan más agua que las vivaces o perennes. Una excepción, las rosas, que necesitan riegos espaciados pero abundantes.

Jueves, agosto 11th, 2011 | Author:

Riega MUCHO:
• Plantas en crecimiento activo, es decir, desde la primavera hasta verano.
• Las que tienen hojas por brotar y flores por abrir, o están en flor.
• Plantas con hojas finas y aspecto delicado y las de hoja muy grande.
• Las que están en una habitación muy calurosa o un ambiente seco.
Riega POCO:
• La mayoría de las plantas de hoja durante el periodo invernal de descanso.
• Las de raíces gruesas y carnosas durante la época de crecimiento (primavera y verano).
• Las que tienen hojas espesas y ásperas.
Riega CASI NADA:
• Las plantas que tienen raíces gruesas y carnosas durante el invierno.
• Los ejemplares de hojas gruesas en la época de descanso invernal.
• Las suculentas y cactus durante el invierno.
• Cualquier planta que necesita un periodo de invernación como el geranio (en invierno), o reposo.

Miércoles, agosto 10th, 2011 | Author:

Riego abundante:
Verano: 4-6 riegos a la semana.
Invierno: 1 riego a la semana.
Un riego abundante significa que la tierra debe mantenerse húmeda siempre, sin permitir que llegue a secarse la superficie.
1. Una planta que necesita un riego abundante debe regarse siempre que la superficie del sustrato se note seca al tacto.
2. Echa agua en la superficie de la tierra hasta que salga por los agujeros de drenaje del fondo de la maceta.
3. Cuando el agua deje de salir por los orificios, vacía el platillo antes de volver a colocar la planta.

Martes, agosto 02nd, 2011 | Author:

Riego moderado.
Verano: 2-3 riegos a la semana.
Invierno: 1 riego cada 10 días.
Para regar con moderación, añade agua suficiente como para empapar toda la tierra.
1. Una planta que necesita un riego moderado debe regarse cuando la capa superior de la tierra (poco más de un centímetro) esté seca.
2. Echa agua en la superficie del sus-Lá trato hasta que se moje pero no se empape, es decir, sin acumularse.
3. Si el agua se filtra hasta el platillo, O deja que escurra y vacíalo. No dejes nunca que la planta esté en agua.

Lunes, agosto 01st, 2011 | Author:

Métodos para acertar con el riego.
Las plantas de interior tienen distintas necesidades de agua según el tamaño, el tipo, el entorno y la época del año; es imposible hablar de las condiciones de riego en términos generales. Te mostramos algunas pautas sobre la cantidad de agua y la frecuencia de riego para que te sirvan de referencia.
Riego escaso:
Verano: 1 riego a la semana.
Invierno: 1 riego al mes.
Cuando una planta necesita poca agua debe dejarse secar por completo la parte superior del sustrato entre cada riego.
1. Riega la planta sólo cuando el tercio superior de la tierra esté seco. Compruébalo con un palito.
2. Echa un de poco agua en la superficie hasta que se moje sin dejar que rebose por los agujeros de drenaje. ¡El plato debe quedar seco!
3. Comprueba la humedad de la tierra con un palito. Asegúrate de que todo el sustrato ha quedado húmedo; si no es así, añade un poco más

Domingo, julio 31st, 2011 | Author:

Vierte el agua en los laterales del recipiente y no cerca del tallo, para no desplazar la tierra y perder firmeza.
No viertas agua en el centro de ninguna planta, excepto en la cavidad central de las bromeliá-ceas, como esta acmea.
Protege las flores y hojas inferiores con la mano cuando riegues una planta en flor para que no salpique.

Sábado, julio 30th, 2011 | Author:

A cada planta, el agua que necesita.
Cada planta necesita un riego específico. Tan importante como la cantidad de agua o la frecuencia de los riegos es la forma específica de hacerlo. Muchas veces el secreto del éxito está en este pequeño-gran detalle. Fíjate bien.
POR ARRIBA: Vierte el agua directamente sobre el sustrato utilizando una regadera de cuello estrecho, sin alcachofa, y procurando no echar agua sobre las hojas. Para que no salpique, protege los tallos con la mano mientras viertes el agua. Es mejor echar el agua cerca de las paredes de la maceta, lo más lejos posible de la base del tallo. Vacía el agua que sobra en el plato. Este método permite controlar la cantidad de agua.
RIEGA ASÍ: Dracena, tonco del Brasil, cordiline, cheflera, kentia, chamaedorea, alocasia, esparraguera, bambú, caladio, planta del dinero, tradescantia, filodendro, ciso, cinta, crotón, coleo, diefembaquia, ficus de hoja grande, ficus benjamina…
POR ABAJO: Consiste en llenar el plato de agua, de forma que sea absorbida por la tierra a través de los agujeros de drenaje. Cuando el sustrato esté húmedo, tira agua sobrante. Así se evita que la planta se pudra.
RIEGA ASÍ: Ciclamen, violeta africana, püea, maranta, begonia de hoja, calatea, fotonia, hipoestes…
POR INMERSIÓN: Sumerge el cepellón en un recipiente con agua hasta que no salgan burbujas y deja escurrir. Es el mejor método para las plantas en cestos colgantes y los tiestos pequeños en verano; también es un remedio de urgencia para revivir una planta que ha llegado a secarse.
RIEGA ASÍ: Orquídeas, heléchos, hortensia, azalea, begonia, violeta africana, cipero…

Viernes, julio 29th, 2011 | Author:

Como regar en cada estación.
El agua es vital para las plantas. No hay reglas fijas sobre cuándo o cómo hacerlo. Es el tipo de planta el que determina el riego y la época del año. Estas son las claves para hacerlo.
En una maceta la planta no puede buscar por sí misma el agua que necesita para mantenerse y crecer; depende del riego. Los aportes de agua deben ser regulares, a veces diarios, pero ajustados a cada tipo de planta y a la época del año. Además, hay otros factores que influyen en la cantidad de agua que pueden aprovechar las plantas, como el calor o el viento. Por eso el riego es la tarea clave. Pero cuidado con los excesos: el encharcamiento es una de las principales causas de muerte entre las plantas cultivadas en maceta.
Las diez reglas de oro para no fallar:
1 Regar abundantemente durante la fase de crecimiento.
2 Reducir los riegos durante la época de reposo (invierno).
3 Echar agua con más frecuencia si las plantas están en lugares secos o calientes, claros y soleados.
4 Regar con menos frecuencia en interiores frescos y con poca luz.
5 Utilizar siempre agua tibia, a temperatura ambiente, incluso en verano.
6 No mojar nunca las flores.
7 No regar nunca a pleno sol, ni las hojas de algunos ejemplares.
8 No poner el agua siempre en el mismo punto de la maceta.
9 Regar más si la planta está en maceta de barro y tiene muchas raíces.
10 Las plantas prefieren riegos abundantes y espaciados.