Archivo para la Categoría » Recolección de semillas «

Viernes, octubre 21st, 2011 | Author:

Semillero para el huerto.
La preparación de semilleros es una de las tareas básicas en el huerto: permite obtener plantones (que es como se denominan las pequeñas plantas que nacen de las semillas en el caso de plantas hortícolas) maduros en semilleros protegidos para adelantar las cosechas, ya que cuando en el exterior el clima es propicio para plantar las plantas ya han realizado una parte de su desarrollo en el semillero y están fuertes cuando llega el frío. Se hace así:
1. Prepara una bandeja de multiplicación con tierra especial para semilleros. Esparce las semillas de manera uniforme.
2. Cubre con un poco de mantillo; te será más fácil hacerlo sin arrastrar las semillas y dejando la superficie lisa tamizando un poco de sustrato para que tenga una textura fina.
3. Cubre el semillero con un cristal para mantener el calor y la humedad, pero debes levantar la protección cada día para que se airee. Retira la cubierta en cuanto se inicie la germinación.
4. Cuando las plantitas alcancen2o3cmyla bandeja esté muy espesa sácalas para llevarlas a un semillero más grande hasta que alcancen el tamaño necesario para plantarse en el huerto.
5. Trasplanta cada plantita después de realizar un agujero amplio en el sustrato para que quepan las raíces; es mejor cogerlas por las hojas, los ;allos son muy débiles.

Miércoles, octubre 19th, 2011 | Author:

ASÍ SE HACE…
Recolección casera de semillas.
Las semillas pueden comprarse todo el año. Pero también puedes conseguir las semillas de tus propias plantas, incluso de los ejemplares del campo. Sigue estos consejos para recolectarlas:
• Toma las semillas de plantas sanas y vigorosas, con buenas flores; hazlo cuando las flores se hayan secado.
• Escoge un día seco para evitar que las semillas se humedezcan.
• Una vez que las cápsulas o las vainas adquieran un tono marrón, retíralas y selecciona las semillas de su interior.
Al detalle:
Coloca las semillas limpias en paquetes de papel sellados y etiquetados. Guárdalos tapados en envases de plástico, en un lugar fresco (por ejemplo, la nevera), hasta que llegue el momento de sembrarlas.

Sábado, octubre 15th, 2011 | Author:

MULTIPLICAR TUS PLANTAS.
Qué semillas elegir.
No todas las plantas se reproducen con facilidad a partir de semillas. Eso sí, con las que te proponemos obtendrás magníficos resultados:
PARA INTERIOR.
Coleo (Coleus blumei) Alegría (Impatiens) Begonia (B. semperflorens).
PARA EXTERIOR.
Vinca (Vinca major) Salvia (Salvia splendens) Zinia (Zinnia) Clavellinas (Dianthus) Verbena (Verbena hybrida).
PARA EL HUERTO.
Lechuga (Lactuca sativa) Tomate (Solanum lycopersicum) Pimiento (Capsicum anuum) Calabacín (Cucúrbita pepo) Pepino (Cucumis sativus)

Miércoles, abril 13th, 2011 | Author:

¿Cómo saber si las semillas que guardamos son viables?
El método es bien sencillo. Lo utilizaban los ingleses desde muchísimo tiempo atrás para comprobar si su cosecha sería buena. En un recipiente con agua tibia, se ponen las semillas. Después de una hora, las semillas que no se hayan hundido deberán ser descartadas. Hay que tener en cuenta que no es un método generalizado, dado que hay semillas que deben ser estratificadas (puestas en frío por unos 3 meses) o escarificadas (se lija suavemente la cascara de la semilla) para que puedan germinar. También hay plantas como las acacias que necesitan recibir una dosis importante de calor para germinar. Debemos tener bien identificadas las plantas, conocer el comportamiento reproductivo y saber de dónde provienen, para determinar el tratamiento de siembra.
1. En el guardado de la primera etapa de secado, es importante anotar bien el nombre de la planta de la que extrajimos semillas y también la fecha en la que lo realizamos.
2. Una vez que hayamos preparado las semillas para ser almacenadas, debemos anotar también afuera el nombre científico, nombre común y la fecha en la que lo recolectamos y en la que lo envasamos.
3.  Para el guardado por algún tiempo, debemos pensar en un lugar seco, de baja tempetatura y en lo posible oscuridad.

Martes, abril 12th, 2011 | Author:

GUARDADO.
Una vez que tengamos las semillas preparadas, es importante guardarlas en óptimas condiciones. Se pueden guardar en:
1 – TAibos de cartón con tapila de plásüco.
2 – Sobrecitos de papel.
3 – Potes de barro sin esmaltar.
4- Sobrecitos de lela.
y éstos a su vez en cajones, a temperatura constante y lejos de la luz. La temperatura constante y baja humedad van a mantener la dormancia de las semillas, prolongando su vida. Si son expuestas a la luz del sol y al aire, comenzarán a absorber humedad y sus nutrientes guardados, empezando así a reaccionar con el oxígeno. Y si la temperatura sube las semillas liberarán dióxido de carbono, generando más calor y eventualmente comenzará la germinación.
Algunas semillas de corta viabilidad deben ser guardadas a muy bajas temperaturas, para demorar el proceso de envejecimiento. Por ejemplo semillas de umbelíferas, prímulas y ranunculus deben mantenerse en la heladera en contenedores plásticos. Se debe estar bien seguro de que las bolsas o contenedores están bien secos, antes de usarlos. Se pude usar geles de silica dentro para controlar la humedad. Para conservarlas con mejor cuidado, debemos prevenir el que contraigan enfermedades durante su guardado, y también el que no sean atacadas por gorgojos o polillas. Poniendo unas bolitas de paradicloro o de naftalina, evitamos las polillas. Y espolvoreándolas con antihongos antes de guardarlas, evitará ese mal. Se pueden utilizar cristales de gel para que no las afecte la humedad.
Es importante identificar la planta de la que extrajimos la semilla para anotarlo fuera del sobre, y anotar también cuándo se hizo la recolección.
1 y 2 Primeros pasos en la extracción de semillas de frutos carnosos. (Tomate)
3 Se limpian con el agua corriente para quitarles la mayor cantidad de pulpa posible..
4 Las dejamos secar por 2o 3 días sobre un diario. (Sandía baby)
5 En la recolección de cabezas florales, se guardan en sobres por unos días para que termine la maduración natural de la semilla.

Lunes, abril 11th, 2011 | Author:

EXTRACCIÓN Y SECADO SECUNDARIO.
El siguiente paso, una vez que se hayan secado, es limpiarlas y separar la sembla de cascaras, pellejos, pelusas y demás que las rodeen. Esto puede ser hecho de muchas maneras. Poner las vainas en un bol, y sacudirlo hasta que las semillas se suelten. Después, con un soplido leve alejaremos las pelusas y pellejos. Si la semilla es difícil de separar de éstos, se necesitará pasarla por una serie de tamices para liberarla de las sobras. Si no tenemos tamices de diferentes mallas, podemos usar los coladores y tamices que tengamos en la cocina, ya que son una buena alternativa.
Las semillas recubiertas de pulpa, se sacan del fruto cuando éste está ligeramente pasado de maduro. Se sacan con una cuchara, colocándolos en un recipiente, las frotamos suavemente para extraer las semillas. Se ponen en un tamiz o colador más fino que el diámetro de las semillas y dejamos correr el agua para quitarles el resto de pulpa que tengan. Se dejan a desecación ambiente sobre un papel absorbente (papel de diario) en un lugar fresco y seco, por unos días.

Domingo, abril 10th, 2011 | Author:

Este letargo puede tener diferentes causas:
LETARGO POR CUBIERTA DE LAS SEMILLAS: Ejemplo son las leguminosas, malváceas, geraniáceas, convulváceas, que poseen cubiertas duras, impermeables. El procedimiento de escarificación de forma mecánica o con agua caliente, suele solucionar el problema.
LETARGO FISIOLÓGICO (Térmico o fotoletargo). Lo poseen semillas de la mayoría de las especies florales y plantas herbáceas. Su duración es de 1 a 6 meses. La ubicación de las semillas en condiciones de oscuridad y temperaturas bajas, aumenta la condición.
LETARGO DÜL EMBRIÓN: Es el que muestran la mayoría de las especies de árboles y arbustos. El procedimiento de ESTRATIFICACIÓN, que consiste en someter a las semillas embebidas en agua a un período de enfriamiento logra la maduración completa del embrión. Este período suele ser de 1 a 6 meses.

Sábado, abril 09th, 2011 | Author:

RECOLECCIÓN Y SECADO PRIMARIO.
Pero volviendo a la recolección, hay muchas diferentes técnicas tanto para el acopio de material vegetal como para su conservación.
Las plantas deben haber terminado de formar la semilla antes de retirarlas, o sea deben estar maduras y secas. No recolectar después de un día lluvioso. En ese caso esperar a que-se seque el ambiente y después proceder a recolectar.
El primer paso es cortar las cabezas florales, vainas o cápsulas y ponerlas en bolsas de papel para secarlas. Es Importante identificar la planta de la que extrajimos para anotarlo fuera del sobre, y anotar también cuándo se hizo la recolección.
El cuarto donde las guardemos no debe tener ventanas y jamás debe exceder los 35 °C.
Es importante que circule el aire alrededor de las bolsitas, para lograr un buen secado.

Viernes, abril 08th, 2011 | Author:

Sobre la vida útil de las semillas, encontramos varias categorías:
1 – SEMILLAS DE VIDA CORTA (1 año o menos) Ejemplo: álamo, sauce, arce, olmo, nogal, castaño, avellano, encina.
2 – SEMILLAS DE VIDA MEDIA (2 a 14 años) Son la mayoría de las especies. Se debe tener precaución de conservarlas a bajas temperaturas y bajos niveles de humedad.
3 – SEMILLAS DE VIDA LARCA (más de 15 años). Comprenden las semillas con cubiertas impermeables, como las de: acacia, tilo, albizzia, eleagnus, cassia, robinia, etc.
Hay semillas que pese a haber sido conservadas en condiciones óptimas, a la hora de ponerlas a germinar, no responden. Esto se explica por el fenómeno de latencia o letargo de las semillas, en el cual las semillas no pueden germinar hasta algún tiempo después de haber sido liberadas del fruto.

Jueves, abril 07th, 2011 | Author:

Lo primero es tener claro qué es lo que se va a recolectar, pues el reino vegetal tiene muy disímiles formas de semillar, pues depende la vida útil de las semillas, su capacidad de germinación, los procesos de estratificación y escarificación que necesitan, etc.; pero que si bien en la recolección no son tan importantes, es bueno no desgastarse guardando semillas que no servirán o que no redundarán en los resultados esperados. También otro factor importante es que muchas flores que nosotros compramos en viveros son producto de híbridos que no producirán semillas de la calidad de la planta madre. Estas plantas se reproducen por estacas o por sistemas de polinización y manipulación genética que no está al alcance de un jardinero común. Las plantas deben ser sanas, o sea que presenten un correcto desarrollo foliar y las flores que sean de un tamaño estándar con respecto a su floración. No debe estar afectada por ninguna peste, enfermedad o plaga, sobre todo la rama de donde extraigamos la semilla. Cuidando este punto evitaremos que se alojen dentro y fuera de la semilla gérmenes y hongos.