Archivo para la Categoría » paisajismo jardines «

Lunes, mayo 30th, 2011 | Author:

Con su propuesta de un ajardinamiento inicial denso, con reminiscencias lejanas de los macizos ingleses, se va transformando en su recorrido en una propuesta minimalista, naturalista, una transición entre la sierra, la laguna, los bosques y el mar. Intervienen materiales vegetales, minerales, sociales y culturales. Es un lugar de encuentro y contemplación que sigue planteando una circulación rítmica a paso de paseo, a través de terrazas escalonadas en los distintos niveles del terreno serrano. No se ofrece todo de entrada se profundiza como una progresión a medida que nos adentramos en la terraza del acceso principal donde observamos distintas secuencias y revelaciones sobre el paisaje circundante.
Pasamos a la terraza del mar y la laguna que este año evocará las distintas imágenes de los veleros, con velas desplegadas y que nos comienza a revelar las vistas panorámicas. Luego descendemos al parque donde se desencadena el drama: edilicio, árboles, paisaje, agua, señales, arbustos, senderos, capacidad de asombro, ensamblados y entretejidos con su ambiente y sus circunstancias.
En fin, un nuevo estilo de diseñar que obligó a inventariar y recoger materiales de la sierra y de la playa para incluirlos en el proyecto. El mobiliario es acorde con el clima general, simple, utilitario y liviano. El interior de la casa-estudio cada vez más despojado y cálido.
Este parque de casi 4.000 m’fue proyectado para este lugar único que es Las Cumbres de la Ballena. Lo llamamos “Parque de la Percepción”, porque la tarea fundamental del proceso proyectual no fue seleccionar plantas, sino, dentro del descubrimiento de este sitio, inventar espacios que guarden intima relación con la percepción del ambiente, del entorno, de la laguna, del bosque, del mar y de la puesta del sol y que tiene por objeto generar capacidad de asombro.
Para la proyectación de un sitio la tarea no consiste en estudiar todos los elementos que constituyen el conjunto: edificio, árboles, paisaje, agua, señales, senderos, y ensamblarlos o entretejerlos de forma tal que se desencadene un drama. Para un sitio, su ambiente, sus circunstancias, constituyen un autentico drama. Por eso los materiales utilizados en este parque son dos: la percepción y el drama que se desencadene al pasearlo.
La estructura de este parque tiene cinco sectores asociados entre sí: El primero es la terraza del acceso principal, con su escalinata introductoria que plantea una Visión Serial o sea, transitar de uno a otro extremo del predio a paso uniforme de paseo nos debe producir secuencias de revelaciones y percepciones distintas.
El segundo Sector es la terraza del Mar y La Laguna, donde se toma posesión de la Ocupación del Territorio.
En medio de un paisaje importante cargado de energía y tan agreste, lo Importante es diferenciar el sitio del territorio mediante formas de ocupación: sombras, descensos, transito, contemplación, reposo, amenidad, texturas, puntos focales, que permitan decir a cada visitante “Aquí es el lugar”.
El tercer Lugar es la Terraza del Ángulo Focal, por donde se accede al estudio y nos plantea, asomarnos al exterior del sitio para comunicarnos con “el territorio. Visuales que nos permiten decir “Aquí y Allí” ensamblando el cerca con el lejos a partir de la repetición selectiva de especies.
El cuarto Sector esta conformado por una escalinata, el deck y el anfiteatro y tiende a lograr la conexión con el transito, en el interior y en el exterior, a partir del uso de materiales austeros, despojados, sin brillos resonantes, pero con texturas autenticas, intrínsecas a los materiales, llegando a un pequeño anfiteatro que permite visualizar el concierto de la naturaleza lejana con actitud cercana.

Domingo, mayo 29th, 2011 | Author:

EL PARQUE DE LA PERCEPCIÓN.
El fin del milenio plantea nuevas maneras de “Planificar el paisaje”:
Este fin de siglo es una nueva revolución, es un cambio profundo que toca a todos los resortes del ser humano y por lo tanto de la sociedad y sus estamentos. Se transformaron profundamente las formas de comunicarse, la información circula en pocos minutos por todo el planeta, los métodos y las herramientas en 15 días son viejos y se lanzan nuevos al mercado. Las raíces profundas de la cultura que mantuvieron de pie a la humanidad del siglo XX parecen tambalearse, y repito “parecen”. Por lo tanto todas las disciplinas del diseño, también cambian su lenguaje, y participan de la nueva búsqueda.
El diseño de parques y jardines también busca un nuevo lenguaje; el diseño paisajístico, una de las más complejas formas de diseñar, que a diferencia de las otras disciplinas trabaja con el factor tiempo (que las otras artes no usan), y que hace que la obra no quede plasmada en el momento en que se entrega al cliente, que recién ahí comienza a desarrollarse hasta llegar a un climax, y que es un recurso que se agota si no se planifica su uso; también plantea un nuevo lenguaje.
Los jardines ingleses del romanticismo pasarán a ser parte de un patrimonio artístico del pasado, los franceses, del rey sol, calculados y matemáticos serán parte de Versalles, el Central Park será el testimonio de la ciudad planificada a escala urbana y territorial. Los jardines de rosas o rosedales serán un reencuentro nostálgico con imágenes del pasado. Los estilos paisajísticos que reflejaban identidades locales, se ven empujados por la globalización de la cultura y de la economía.
Hoy irrumpe una nueva propuesta en algunos casos minimalista y racional pero cargada de fuerza y sentimientos como las obras del japonés Suzuki.
En otros casos solo racional, pero con raíces neoclásicas como el Parque Citroen de París de los franceses Cusserant y Cleniont, que plantean los jardines temáticos pero con divisorios de setos recortados al estilo renacentista.
Los tratamientos de superficie para ser vistos desde la altura como los planteos urbanos del brasileño Burle Marx, pero con la utilización de la flora indígena de la selva amazónica.
En esta línea y en este estado de la búsqueda es que surge en Punta del Este, en un lugar de marco natural incomparable, El parque de la percepción, tan criticado por unos v tan calificado por otros. Con un lenguaje tan simple y despojado, que luego de tantas horas de trabajo en la observación y en el tablero, parece espontáneo y no planificado.
Durante 1998 fue visitado por 6.000 personas: unos preguntaron cuando se comenzará a construir y a plantar. Otros, dijeron que parecía plantado de toda la vida. Visitantes brasileños, franceses, italianos y rioplatenses asistieron a sus muestras de arte: conciertos, exposiciones de plásticos, conferencias sobre paisajismo.

Sábado, mayo 28th, 2011 | Author:

En Punta del Este, un lugar que acaparó la atencion de todos los amates del paisajismo y de los jardines esta temporaba.
Durante el mes de  enero, en Punta del Este, en la zona de Las Cumbres, abrió sus puertas el “Parque de la Percepción”. En ella, además de la apreciación de los diferentes ambientes creados profesionalmente por el paisajista Roberto Mulieri, se expuso una serie de esculturas del artista Guillermo Riva Zucchelli, conjuntamente con los integrantes más destacados de su taller, los escultores Gerardo Correa Martín y Mariana Urti Várela.
La muestra del parque y la exposición de las obras, ameritó el lanzamiento de un proyecto que tratará paisajísticamente la zona comprendida entre el arroyo del Potrero y la Parada 39 de la Laguna del Diario, creando un parque ambiental de esculturas latinoamericanas.
En el Parque de la Percepción, intervinieron varios viveros, como también especialistas en orquídeas, césped, suelos, podas, etc. En el equipamiento general, colaboraron empresas de iluminación exterior, de sistemas de riego y de muebles para el jardín; y en la Casa – Estudio, colaboraron casas de antigüedades, de ‘decoración de interiores, etc.
Les mostramos algunas imágenes para que conozcan el lugar y además, les damos algunos lincamientos de la obra en las propias palabras de quién proyectó este impresionante lugar, el Paisajista Roberto Mulieri.