Archivo para la Categoría » Jardines cerrados «

Domingo, noviembre 25th, 2012 | Author:

Planta para cercos
Entre la diversidad de arbustos que existen, los Prunus laurocerasus son buenos ejemplares cuando nuestro diseño requiere plantas resistentes a plagas y enfermedades, y a variaciones del clima. Poseen hojas brillantes y perennes, de textura y estructura fuerte, y flor blanca que se muestra cuando inicia la primavera.
Dos variedades ‘Rotundifolia’ y ‘Otto Luyken’ son las que me han dado buenos resultados en la zona centro y sur de la provincia de Buenos Aires.
Reaccionan de forma favorable a la poda, cosa que las hacen indicadas para atractivos cercos.

Jueves, mayo 20th, 2010 | Author:

Mantenimiento de parques y jardines.
EPOCA DE LIMPIEZAS.
Tanto en los jardines exteriores, como en las terrazas y en las plantas de interior, la limpieza y desinfección de los sustratos son tareas fundamentales en este mes. Sobre las ramas y troncos de los árboles que ahora no tengan hojas, se puede aplicar un aceite preparado para atacar a los posibles parásitos. Para combatir la aparición de malas hierbas habrá que añadir un herbicida químico, que aniquile los órganos subterráneos de estas malas hierbas. Si hemos plantado árboles o arbustos nuevos conviene realizar la técnica del acolchado o ‘ mulching”. Consiste en cubrir el suelo con una capa de unos 10 cm de grosor, a base de pajas, ramitas y césped triturado. Así se limpia el suelo de hierbas y se facilita la degradación de materias orgánicas.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Jardines cerrados. Son los que más se aproximan al jardín clásico español, aunque en ciertos casos solo conservan de éstos su intimidad. Efectivamente, es un jardín “íntimo”, rodeados de altas paredes que lo aislan del mundo exterior. Tengan o no estilo, eso no importa. Lo principal es que su dueño halle en él el confort y la paz deseada después de toda una jomada de labor. Allí, si lo desea, podrá darse a la meditación, al descanso o al recreo con los suyos, siempre a cubierto de la curiosidad ajena.
Jardín delantero. Es el jardín que se interpone «ntre la calle y la casa. No es íntimo; por el contrario., toda visita lo ha traspuesto y, si se lo merece, lo ha admirado. Su propietario no gozará de él directamente, no lo vivirá, pero sentirá una Intima satisfacción cada vez que retorne a su hogar, que lo vea allí decorando el frente de la casa que tanto d*«ve1ns le ha costado. Al confeccionarlo no debe caerse en el error de plantar árboles que con el tiempo vayan a adquirir gran porte. Llegaría un día que causaría dolor tener que destruir una obra de tantos años. Y si la piedad fuese mucha, quedarían allí tapando la visual, favoreciendo la acción de la humedad sobre el frente de la casa y, tal vez, si sus sistemas radiculares se desarrollan vigorosamente, hasta harían peligrar la construcción.
Quizás pudieran permitirse uno o más árboles, por ejemplo cipreses, acacias, pinos o cedros, si se los ubicase convenientemente arrinconados.
Los árboles de hojas caducas son bajo todo punto de vista inconvenientes porque ensuciarían la entrada. Otro tanto podría decirse de árboles como el paraíso, las palmeras o el palo borracho, debido al tiempo en que pierden sus flores y hojas.
Para un jardín delantero somos partidarios de árboles coniferos, arbolillos y arbustos tales como el Viburno (Bola de Nieve), Tamarindo, Camelia, Evónimo, Naranjo, etc.; enredaderas del tipo de la Santa Rita, Jazmín del País, Bignonia (para muro al sol), Hiedra, Ficus repens, Stephanotis floribunda (para muro a la sombra); céspedes resistentes a las pisadas como el Stenotaphrum o el Cynodon dactylon, Lawn Grass, o mezclas que no toleran el pisoteo como Ls llamadas Césped Japonés.
A lo largo de las paredes se dejarán bordes para confeccionar arriates con plantas vivaces, tales como malvones, geranios, rosmarinos, Cerastium, ligustrinas, etc.
Vemos en la figura  un ejemplo de jardín delantero racional.