Archivo para la Categoría » Jardín italiano «

Viernes, enero 02nd, 2009 | Author:

Osmanthus Aquifouum. Arbusto de la familia de las Oleáceas, originario del Japón, de 1 a 2 metros de altura, hojas grandes, follaje muy decorativo, flores perfumadas de color blanquecino que aparecen en el otoño. Existen otras especies y variedades que se cultivan en los jardines, como ser: O. fragans u Olea (rnoans, con flores muy fragantes de color blanco; O. ilicilifolnim purpmeum, etc.
Photinia serrulata. Arbusto procedente de China, perteneciente a la familia de las Rosáceas, a veces de gran porte (hasta 5 metros de altura), hojas grandes brillantes, de color íoji/.o cuando adultas, flores dispuestas en corimbos de color blanco, ligeramente rosados. La planta es rústica y sin exigencias Sophora japónica.
Arbusto, a veces árbol, de la familia de las Leguminosas, muy parecido a las Robinias, de las que se diferencia ante todo por no tener espinas. Es muy rústica y poco exigente, floreciendo en grandes racimos terminales de color blanco. Hay muchas variedades de jardín.
Teucrium FRtmcANS. Labiácea europea, cultivada principalmente por su follaje el cual puede ser tallado en formas geométricas del mismo modo que el Boj, los Ligustros, la L¡-gustrina, etc. El follaje es de color verde grisáceo v casi blanco en el envés; ramas blanquecinas, flores pequeñas de color violáceo. Es muy rústico y prospera bien en las proximidades del mar.
Ulex parviflorus. Arbusto muy rústico, casi salvaje, que se adapta muv bien a suelos húmedos; presenta una abundante floración de color amarillo v en tal estado es sumamente decorativo. Pertenece a la familia de las Leguminosas.
Verónica. Tratadas más en extenso en la Parte Especial de e«te Libro.
Viburnos. Caprifoliáceas en su mavoría de hojas caducas. La esnecie Vihirnvm Tinvs, de hoja persistente, forma un arbolillo muv tupido y decorativo. Otras especies de hojas persistentes son: Vihurvum suspensum, V. rhvtidovhvllum, V. Uerrvi, etc. En general son plantas rústicas oue crecen bien en sitios frescos, a Ja media sombra v en suelos calcáreos. El V. lantana, de hoja caduca, suele emplearse como portainjerto de otras especies más delicadas.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Jardín italiano. El clásico jardín italiano es más bien obra, no del hombre, sino del tiempo: los árboles soberbios, frondosos, añejos, se encuentran por doquier. Custodian avenidas y rodean parques; parques que llevan la responsabilidad de enmarcar lor. mármoles de la estatuaria y de las construc-“iones. Son jardines artificiosos pero bellos. Majestuosos y iimtif**o« romo Jos fundadores del antiguo Imperio Romano, sus creadores, lo exigían. Delicados y artísticos como el mismo espíritu italiano.
Jardín español.—Jardín cerrado, de mucha construcción, ambientes saturados de aroma y colorido; rincones románticos, galerías cubiertas, fuentes y azulejos; veredones, nunca avenidas ni paisajes abiertos.
Al jardín clásico español le ha quedado indeleble el paso de los invasores árabes. Andalucía es su cuna; los nostálgicos califas, sus progenitores.
El sello de España se halla también fuertemente impreso en ellos: la alfarería rojiza de las macetas y macetones, el clavel, la rosa, los balcones floridos, le pertenecen en pleno.
Jardín japonés. La Naturaleza en la palma de la mano, así puede definirse. Todo es pequeño, miniaturizado. He aquí una acertada descripción de Clarasó: “Es una miniatura de la Naturaleza. En unos pocos metros cuadrados se encie-/fran todas las riquezas de varias hectáreas. El mar, el río, el monte, el valle, el bosque, el prado, la cumbre, las rocas, los edificios. Jardín minucioso que requiere un culto diario y que sólo los chinos y los japoneses son capaces de crear y de conservar”.