Archivo para la Categoría » Invernaderos caseros «

Sábado, marzo 05th, 2011 | Author:

Mantenimiento necesario.
Para conservar el invernadero en buen estado es conveniente limpiarlo y desinfectarlo una vez al año. El otoño es una buena época porque las temperaturas son lo suficientemente templadas para que podamos dejar las plantas en el exterior mientras limpiamos y desinfectamos el interior del invernadero.
Limpia los paneles y repara los que tengan algún desperfecto.
– Asegúrate de que todos los respiraderos funcionan y comprueba que el sistema eléctrico y de riego se encuentran en buen estado.
– Después de revisarlo todo, vuelve a colocar las plantas dentro del invernadero tal y como estaban (para que las condiciones de luz y temperatura sean las mismas) y fumiga con un insecticida para interior.
Elige plantas con distintas épocas de floración, así conseguirás que tu invernadero tenga flores durante todo el año. También puedes combinar plantas ornamentales, que aportan colorido, con cultivos comestibles como las hortalizas.

Viernes, marzo 04th, 2011 | Author:

TEMPERATURA Y HUMEDAD.
La elección de las plantas que cultivaremos está determinada, en gran medida, por la temperatura y la humedad del invernadero. Estos son algunos aspectos que pueden ayudarte a modificarlas en función de tus necesidades:
Para mantener una correcta ventilación instala respiraderos.
Para atenuar las altas temperaturas del verano se pueden colocar persianas enrollables o aplicar pintura (en concreto, la que se conoce como pintura sombreante). Esta última opción es menos estética y requiere más esfuerzo, puesto que en invierno hay que quitarla.
En zonas frías cabe la posibilidad de instalar calefacción para que el invernadero no se hiele.
Conviene colocar estanterías y estantes para aprovechar al máximo el espacio. Lo mejor es situar las estanterías a los lados y al fondo, con un pasillo en el centro por el que podamos desplazarnos. Además, es necesario dejar suficiente espacio entre las estanterías y las paredes del invernadero para que circule el aire.

Jueves, marzo 03rd, 2011 | Author:

Elección de materiales:
Actualmente se construyen en una amplia gama de materiales. Lo más importante a la hora de elegir la estructura y el acristalado es, además del diseño, el coste y el mantenimiento.
La estructura:
Puede ser de madera:
son las más tradicionales y probablemente también las más bonitas, pero también las más caras y las que requieren más mantenimiento. La más resistente es la madera de cedro.
También las hay de aluminio: requieren un mantenimiento mínimo. Son más estrechas que las de madera y permiten el uso de paneles de cristal más grandes, por lo que reciben mejor la luz.
Los paneles:
Cristal: En horticultura se emplea un cristal especial, más económico y delgado que el cristal común, que permite una mejor penetración de la luz. Además, es fácil de limpiar, conserva bien el calor y no se decolora. Pero hay que cambiar los paneles con cierta frecuencia, porque al ser más delgados se agrietan con más facilidad.
Plástico: Suele ser menos duradero y se decolora con más facilidad, con lo que se vuelve más opaco y la luz no penetra tanto.
Cajoneras frías y campanas.
Pueden utilizarse como complemento del invernadero, aunque por sí mismas ya son un utensilio muy útil.
La cajonera fría no es más que un recipiente de cristal, plástico o cualquier otro material resistente, cubierto por una tapa extraíble. Sin embargo, puede llegar a ser tan versátil como un invernadero y tiene la ventaja que se puede trasladar con facilidad e incluso retirar la tapa si necesitamos que pase el agua de la lluvia.
Las campanas son buenas transmisoras de luz y permiten que la cajonera se caliente rápidamente. Existen una gran variedad de diseños y materiales que se adaptan a las distintas necesidades.

Miércoles, marzo 02nd, 2011 | Author:

La mejor ubicación:
El invernadero debería ubicarse en un lugar protegido, pero con luz suficiente para que las plantas crezcan. Un exceso de sombra limitará la diversidad de cultivos, pero si está demasiado expuesto será más vulnerable tanto al frío como al calor. Así, antes de instalarlo, conviene tener en cuenta la sombra que proyectan los árboles o edificios de la zona.
Construye siempre el invernadero sobre un terreno firme y nivelado porque, de lo contrario, la estructura puede deformarse y los cristales romperse. Antes, es conveniente limpiar la tierra de malezas, e Procura que esté protegido también del viento, una hilera de árboles servirá de protección natural.
Busca un emplazamiento que tenga conexión con la red de agua y de electricidad, lo que facilitará el riego o te permitirá instalar un sistema automático, y realizar cualquier tarea con aparatos eléctricos.
Asegúrate de que tienes fácil acceso al invernadero y que puedes llegar hasta allí con un carretilla.
Elige un diseño que se integre en el resto del jardín. También puedes disimularlo con arbustos y trepadoras.
Dimensiones:
El invernadero debe tener un mínimo de 2,5 metros de largo por 2 metros de ancho y la suficiente altura para que podamos trabajar dentro con comodidad, aunque también pueden instalarse invernaderos más pequeños si no se dispone de suficiente espacio. En este caso, el diseño debe tener en cuenta que los trabajos de jardinería se realizarán desde fuera.

Martes, marzo 01st, 2011 | Author:

Hortalizas de invernadero.
Tomate:
Manten el ambiente cálido y un grado de humedad uniforme, y riega y abona con regularidad.
Pepino:
Necesita más humedad que las tomateras por lo que conviene colocarlos en lugares distintos.
Berenjena:
Plántalas antes que los pepinos, ya que tardan mucho más en madurar.
Pimiento:
Se pueden cultivar como las tomateras: guía los tallos con unas cañas o alambres de forma que queden bien estirados.

Lunes, febrero 28th, 2011 | Author:

Las ventajas de un invernadero.
Se trata de un excelente accesorio para el jardín, ya que permite cultivar plantas que requieren un ambiente más cálido y protegido con mucho menos esfuerzo.
El clima es uno de los principales factores que debemos tener en cuenta a la hora de escoger las plantas que cultivaremos en nuestros jardines y terrazas. Un invernadero puede ser una buena opción para contrarrestar los efectos que las bajas temperaturas tienen sobre las plantas. Nos permitirá cultivar aquellas que necesitan temperaturas cálidas y obtener nuestras propias plantas a partir de semillas y esquejes.
Una buena inversión:
Si eres de los que se resiste a instalar un invernadero porque crees cjue es caro o que son necesarios amplios conocimientos de jardinería, ya es hora de que cambies de opinión. Un invernadero puede ser una buena inversión, que te permitirá cultivar todo tipo de plantas con mucho menos esfuerzo.