Archivo para la Categoría » Injertos «

Jueves, febrero 26th, 2009 | Author:

El injerto de corona (figura) se practica para reconstruir las copas de los árboles destrozados. Se hace siempre en la parte superior del tronco cortando éste de manera que permita la incrustación de tres cuñas provistas de yemas y en buen estado de conservación. Cuando los injertos han sido introducidos se liga el tronco fuertemente para que las savias se fusionen eficaz y rápidamente.

Miércoles, febrero 25th, 2009 | Author:

En cualquiera de los dos casos se deben cortar las ligaduras una vez que ha surgido la rama del escudete, suprimiéndose al mismo tiempo, las yemas que hayan nacido en el tronco desde la incisión hasta el” suelo.
El injerto cachado, se hace cortando el patrón transversalmente y a la altura que se desee; luego se le hace una hendidura vertical hasta bifurcado en forma de pie de cabra (figura ). Una vez hecho esto, el injerto se prepara en forma de cuña, de modo que se ponga en comunicación con el líber del patrón. Después se atan y recubren con mástic de cola o lacre todas las partes que han quedado al descubierto.

Miércoles, febrero 25th, 2009 | Author:

Si este injerto se practica en primavera, cuando la savia permite levantar sin dificultad la corteza provista de yemas, se llama “a ojo despierto”, y a “ojo durmiente” se llama cuando se hace a fines del verano con una yema de rama del mismo año. Injerto de aproximación y Injerto de escudete.

Jueves, febrero 19th, 2009 | Author:

Los injertos más empleados en la práctica de jardinería son cinco: 1) de aproximación; 2) de escudete; 3) de “cachado”; 4) de “corona”, y 5) de “rama”.
El primer sistema (figura 23) o sea el injerto por aproximación, se verifica quitando una capa de corteza con un poco de albura en cada una de las partes que se han de soldar. Luego se provoca el acercamiento de las heridas, poniéndolas de modo que exista la mayor juxtaposición para ligarlas en-. seguida.
Para realizar el injerto de escudete (figura 24) se corta una pequeña placa de corteza con yema con lo que x tiene el escudete y para incluir éste se corta el patrón en forma de T colocándolo luego sobre éste último bien ligado, de modo que los labios permitan la salida de las yemas.

Jueves, febrero 19th, 2009 | Author:

Si realizamos el corte transversal de un tallo notaremos en él cuatro zonas bien definidas que son, nombradas de afuera hacia adentro, las siguientes: corteza, albura, corazón y médula. Entre las dos primeras se encuentra una capa formada por un tejido especial (meristema) que en la vida del vegetal es la encargada de producir el crecimiento del tallo por proliferación de sus células y, además, de favorecer la cicatrización cuando se producen heridas. Para que un injerto tenga éxito, el tejido meristemático de la púa y del patrón deben ponerse en íntimo contacto. De esta manera las células que integran a uno y a otro crecerán “entremezclándose” er.tre sí, y formando algo parecido a un solo individuo.

Miércoles, febrero 18th, 2009 | Author:

Injertos. La operación de injertar consiste en comunicar entre sí dos plantas generalmente de la misma especie, aunque no necesariamente, con el objeto de asegurar la perpetuación de una variedad cuando no hay seguridad de poderla multiplicar por semilla o por otros sistemas de reproducción. Al mismo tiempo una variedad adquiere características especiales, traducidas casi siempre por una mayor proliferación, aumento en el tamaño de sus flores.
Para tal fin se procede a la trasposición de una rama provista de yemas en el tallo de otro vegetal para que una vez fusionadas las savias vegeten al unísono, es decir, como un solo individuo. La rama provista de yemas se denomina “púa” o “injerto”, mientras que la planta que lo recibe se denomina patrón  o pie .