Archivo para la Categoría » Enfermedades y plagas «

Martes, enero 05th, 2010 | Author:

Como en el caso del Oidium, las plantas que se ven más afectadas son las que se encuentran a la sombra o en lugares húmedos.
No debe abusarse de los riegos.
“Mancha negra”, producida por el hongo Diplocarjmn rosae y manifestada en forma de manchas redondeadas, aisfc das o confluentes, obscuras o casi negras, que pueden ramificarse y ofrecer un aspecto arborescente; el follaje puede Verse ‘totalmente destruido, peligrando así la vida de la planta.

Lunes, enero 04th, 2010 | Author:

Parece haber quedado demostrado que las plantas que vegetan a la media sombra o en lugares húmedos son las que están más predispuestas a adquirir la enfermedad.
“Antracnosis”, enfermedad muy grave que se manifiesta en las hojas como manchas redondeadas, aisladas, de color grisáceo o violáceo, o ambos a la vez; las hojas amarillean y caen y las plantas se debilitan o mueren. El agente causal es un hongo llamado Sphaceloma rosarum, y la manera de combatirlo será pulverizando a la plantación, desde el comienzo de la primavera, con caldo bórdeles al 1 %, tratamiento que se repetirá cada 10 ó 15 días, si fuera necesario. Además deben arrancarse y quemarse las hojas y todo órgano atacado, principalmente las que se hallen por el suelo, pues el parásito inverna en ellas.

Domingo, enero 03rd, 2010 | Author:

“Oidium” o “Blanco”, fácilmente reconocible en sus manifestaciones, pues tanto en las hojas como en otras partes verdes del rosal, aparecen unas efloraciones blancas, de aspecto harinoso al principio y luego grisáceas, que provocan la deformación y la muerte de los órganos atacados. El agente causal es un hongo que se conoce con el nombre de Sphaero-theca farinosa.
Se combate con espolvoreos de azufre practicados no bien comience la vegetación de las plantas, y repetidos cada 15 ó 20 días si fuera necesario.

Sábado, enero 02nd, 2010 | Author:

“Roya” o “Polvillo”/producida por un hongo microscópico denominado Phragmidium siibcortiáum, y llamada también “Roya anaranjada” o “HeVrumbre” porque se presenta en forma de pequeñas pústulas anaranjadas, al principio aisladas y luego confluentes, más evidentes en el envés de las hojas; en ataques graves el parásito llega hasta los brotes y botones florales.
Se combate con pulverizaciones preventivas con caldo bórdeles al 1 % practicadas antes de que despierten las yemas, y repetidas periódicamente.

Viernes, enero 01st, 2010 | Author:

A las plantas muy atacadas o muertas se las arrancará y se las quemará, desinfectando el lugar que ocupaban con bicloruro de mercurio al 1 por mil o con azufre en polvo, a fin de aumentar la acidez del suelo y ser ésta una condición adversa al parásito.
Si se encuentra una planta atacada que quiera conservarse, se le extirpará el tumor con cuchillo bien filoso y se desinfectará la herida con bicloruro de mercurio al 3 por mil o con alquitrán bien caliente.

Jueves, diciembre 31st, 2009 | Author:

Enfermedades de las plantas.
La enfermedad ataca principalmente a las plantas de vivero, a las que les provoca la muerte en un plazo más o menos breve. Parecería ser que el bacterio penetra en la planta por alguna herida y por esta causa entre las medidas preventivas que se aconsejan está la de evitar cualquier clase de lastimadura que pudiera provocarse con los instrumentos de labranza. Además deben seleccionarse plantas sanas y sumergirlas en caldo bórdeles al 1 1¡2«% antes de practicar el injerto; si se trata de estacas se las sumergirá en caldo bórdeles al 2 %, durante un par de minutos, antes de hacer la plantación.

Sábado, abril 25th, 2009 | Author:

Las enfermedades y plagas más comunes, son las siguientes:
Oidiim, que se manifiesta en las hojas bajo el aspecto de manchas blancas pulverulentas que más tarde adquieren un tinte pardusco. Se combate eficazmente por medio de espol-voreos con azufre.
Antracnosis, apareciendo sobre las hojas y frutos concreciones parduscas. Se contraía esta enfermedad pulverizando las plantas cada 20 ó 25 días, con caldo, bórdeles al 1 %.
Vaquita de los melones, pequeño insecto cascarudo de color anaranjado con manchas negras, que se alimenta de las hojas. Puede combatirse con pulverizaciones arsenicales, de acuerdo a lo explicado en artículos anteriores.
Chinches de los zapallos, que si bien solamente en ataques muy intensos pueden ocasionar daños de importancia, podrán ser eliminadas mediante pulverizaciones nicotinadas.

Martes, marzo 31st, 2009 | Author:

Para combatirlas eficazmente habria que dividir las operaciones de ataque en tres períodos: a) Tratamiento de invierno, que consistirá en recoger y destruir por el fuego todas las hojas y tallos que se presenten enfermos después de la floración, y en pulverizar seguidamente con caldo bórdeles al b) Tratamiento de primavera, que consistirá en sumergir los gajos, antes de plantarlos, en una solución de pentasulfuro de potasio al cuatro por mil, antes de plantar definitivamente los gajos enraizados, se efectuará una pulverización con el mismo compuesto y a igual concentración; c) Tratamiento de verano, que consistirá en prodigar de vez en cuando una pulverización preventiva con caldo bórdeles al 1 % y en destruir de inmediato todas las hojas o tallos que presenten síntomas de la enfermedad.
Existen algunas otras enfermedades criptogámicas que atacan al crisantemo, pero si se sigue un plan de lucha como el indicado para la Roya, no habrá necesidad de prestarles mayor atención.

Lunes, marzo 30th, 2009 | Author:

Entre los parásitos animales que suelen atacar a los crisantemos pueden nombrarse:
1) Pulgones, entre ellos el “verde” y el “negro”, que por sus ataques debilitan a las plantas y hasta llegan a inutilizarlas. Se podrán combatir mediante pulverizaciones con extracto de tabaco al 1 % o inmersión de las plantas en una solución similar; los espolvoreos con D.D.T. o Gamexane son igualmente efectivos.
2) Gorgojos, que viven escondidos durante el día y se alimentan de los brotes tiernos y hojas durante la noche; se combaten con insecticidas a base de arsénico.
3) Caracoles y dadosas, que roen las hojas jóvenes, los botones florales e invaden los invernáculos. Pueden combatirse distribuyendo por el suelo cebos tóxicos preparados a base de arseniato de calcio; también alfombrando el pie de las plantas ó el borde de los chassis vidriados con cal en polvo, sal común o polvos insecticidas a base de D.D.T. o Gamexane.
Entre las enfermedades criptogámicas del crisantemo, es decir, causadas por el ataque de hongos microscópicos, merecen especial mención:
1) Marchitamiento, que se combate de la misma manera que se indicó para el clavel.
2) Roya. Son particularmente sujetas a esta enfermedad las variedades con flores blancas y amarillas; las hojas muy atacadas se deforman, se ennegrecen y mueren; el síntoma primario es la aparición de pequeñas protuberancias que parecen en el envés de las hojas, de color rojizo u obscuro.

Domingo, marzo 08th, 2009 | Author:

Control de las enfermedades y plagas. Para mantener lozana una plantación y evitarse malos ratos en el futuro será necesario mantener una estrecha vigilancia sobre el estado sanitario de las mismas. No bien se advierta una anormalidad en el desarrollo de las plantas, deberá estudiarse detenidamente las causas que la han producido. Necesariamente ellas deberán estar incluidas dentro de alguno de los tres puntos siguientes: l) por causas fisiológicas; 2) por parásitos animales; 39) por parásitos vegetales.
Las causas fisiológicas comprenden factores químicos o físicos que actuando desde el exterior producen anomalías en el desarrollo de las plantas. Así por ejemplo, un defecto o un exceso de sales minerales en el suelo, un exceso o un defecto de humedad, ídem de iluminación, ídem de temperatura, etc.
Los parásitos animales que por lo general perjudican a los cultivos vegetales, están integrados por los insectos, ciertos nematodes, moluscos, etc. Para combatirlos eficazmente deberán conocerse sus características v su “modus vivendi”. Los parásitos vegetales que ocasionan enfermedades a las plantas son casi siempre hongos microscópicos que lesionan distintas partes de sus órganos vitales.
Podría mencionarse una cuarta categoría de enfermedades: las virulentas. Son causadas por virus y se caracterizan por infectar a toda la planta, aunque algunas veces sus manifestaciones aparecen solamente en determinados órganos. No siempre son peligrosas e incluso algunas veces se procede a infectar artificialmente para lograr ciertos efectos decorativos. Así por ejemplo, en el caso del Abutilón, el virus que suele invadirlo (Abutilón Virus 1), produce en sus hojas unas manchas amarillas que aumentan la hermosura de su follaje sin que se vea menoscabada la vitalidad de la planta. Desde luego que casos como el nombrado pueden considerarse como excepción y que en general los virus deben ser atacados de la manera que corresponda. En el Capítulo que sigue se indica la técnica para la preparación de insecticidas y otros compuestos químicos de uso frecuente en jardinería.