Archivo para la Categoría » Enfermedades de plantas «

Lunes, agosto 20th, 2012 | Author:

Sanidad en ún jardin
Por Agustín Sañudo
¡A ESTAR ATENTOS!
Las plantas no llegan de repente a sitúaciones de gravedad, suelen pasar por un estado de decaimiento previo que debe detectarse a tiempo. El Ing. Agr Agustín Sañudo describe las enfermedades y plagas de primavera que son motivo de consultas frecuentes.

El invierno transcurrido presentó temperaturas inusualmente bajas en diversas localidades del país, con registros de nevadas, agua nieve y heladas fuertes. Las plantas que soportaron estos fríos pueden llegar a la primavera con daños diversos, y es importante tenerlo en cuenta a la hora de evaluar los espacios verdes desde la óptica fitosanitaria. Suele suceder que, al mejorar las condiciones ambientales, las sintomatologías no se alcanzan a percibir al inicio de la primavera. Pero sise ven a medida que la estación avanza, a lo que se suma el aumento de temperatura, la humedad ambiental y el alargamiento de los días, factores que también favorecen el ataque de las enfermedades y plagas. Aquí se describen las dos más comunes de la primavera.
PODREDUMBRE DEL CUELLO DE LA RAÍZ.
Esta enfermedad se produce por el hongo Phytophthora sp., y se da en la mayoría de las especies frutales y ornamentales. También se conoce como “gomosis de los frutales”. Recordemos que el cuello es la zona de unión del tallo con la raíz, es decir, la base de la planta. Se observará que la corteza comienza por tener fisuras longitudinales, que van evolucionando para terminar en una lastimadura de mayor tamaño y hundida (cancro). Puede haber pérdida de líquido o “goma” (exudación) en mayor o menor cantidad, dependiendo del tipo de suelo y de las condiciones ambientales. En zonas de escasa precipitación, las pérdidas son menores y a veces inexistentes. Ataca las raíces principales y pudre las cortezas, y luego daña las raíces absorbentes (las más finas). Avanzada la enfermedad, comienzan a verse los síntomas en la copa: hojas pequeñas, escasas y amarillentas. En las especies frutales, los frutos también reducen su tamaño y cantidad, se manchan y se desprenden antes de madurar. Las condiciones que predisponen a estos ataques son: suelos excesivamente húmedos (por lluvias o riegos) y con drenaje pobre. Para tratar la podredumbre del cuello de la raíz se aplican fungicidas sistémicos en el suelo, se pulverizan las zonas dañadas en superficie, se aplican inyecciones bioestimulantes o se realiza cirugía en las zonas dañadas. Los productos a aplicar tienen que ser específicos, para controlar el grupo de los Oomycetes, para ejercer su acción fungicida o para elevar la producción de fitoalexinas (defensa natural de las plantas). En resumen, es una enfermedad que retrasa la sintomatología en superficie, y permite así el avance de la pudrición de las raíces. Por esta razón, ante la menor duda hay que retirar con mucho cuidado la tierra del cuello y ver cómo están los primeros segmentos de las raíces.

Lunes, marzo 12th, 2012 | Author:

Perdigonada: este hongo, científicamente, se llama Clasterosporium car-pophylum y se detecta por puntitos marrones que agujerean las hojas. Es habitual que ataque a algunos frutales como durazneros, cerezos y ciruelos. Fusarium: ataca al césped, lo marchita y debilita. Aparece por las largas exposiciones a las altas temperaturas y humedad. El tratamiento no es complicado, se deben aplicar correctamente fungicidas específicos, comunmente a base de benomilo o ¡prodiona.También se recomiendan aplicaciones periódicas para prevenir los ataques del hongo,

Sábado, marzo 10th, 2012 | Author:

Hongos Mildiu: afecta tanto a las plantas de interior como a las de exterior, desde azaleas o dalias hasta hortalizas y arbustos. Los hongos aparecen en las superficies.

Jueves, marzo 08th, 2012 | Author:

Arañuela roja: se la detecta en el revés de las hojas y los síntomas son manchas decoloradas, mates y amarillas. Posteriormente se secan y caen. Tejen finísimas telarañas en el revés de las hojas.
Para prevenirlas, lo mejor es mojar a menudo el follaje de las plantas pulverizando con agua. Si la planta está en maceta, lo aconsejable es ponerla en un lugar sombrío y fresco.

Martes, marzo 06th, 2012 | Author:

Trips: este minúsculo insecto que no alcanza los 2 mm puede ser mortal para infinidad de plantas de exterior, frutales, hortalizas e incluso plantas de interior. Se alimentan con la savia de la planta y se desarrollan en ambientes más bien secos y especialmente cálidos. Es una plaga muy resistente: normalmente con una cura no basta y será necesario repetir la operación a los 15 días, siempre con un producto específico.

Domingo, marzo 04th, 2012 | Author:

Mosca blanca: además de verlas revolotear sobre la planta, se detectan los huevos en el revés de las hojas. Se multiplican y crecen con temperaturas altas y mucha humedad. Para prevenir esta plaga, lo mejor es mantener el terreno siempre limpio de yuyos. En cuanto se la detecte, hay que atacar con un producto específico.

Viernes, marzo 02nd, 2012 | Author:

Cochinillas: suelen aparecer en pleno enero. Conviene atacarlas con productos específicos cuando hay gran cantidad de larvas. Si aparecen en plantas de interior, lo más sencillo es pasar sobre las larvas un algodón embebido en alcohol.

Jueves, septiembre 15th, 2011 | Author:

DETECTA LOS SÍNTOMAS Y aplica la mejor solución para cada problema.
NO TIENE FLORES.
Muchas hojas y ninguna flor.
El problema: Demasiado fertilizante.
La solución: Deja de abonar durante 6 semanas; reanúdalo sólo en el periodo de crecimiento.
Yemas marchitas.
El problema: Ambiente muy seco.
La solución: Pulveriza con frecuencia.
Se caen las yemas y las flores.
El problema: ‘temperaturasdemasiado altas y ambiente seco.
La solución: Vaporiza regularmente y pon la maceta sobre guijarros mojados.

Domingo, septiembre 11th, 2011 | Author:

Los síntomas y las soluciones.
Las plantas de interior, casi todo el año y las de exterior, en las épocas de más calor se ven afectadas por el ataque de plagas y enfermedades. Te mostramos cuáles son las más habituales, los síntomas para que las reconozcas y pongas solución tiempo.
Pudrimiento de los tallos:
Moho en la base. Aparecen hongos por exceso de humedad y encharcamiento. Deja de regar y retira los tallos afectados.
Pulgones:
Insectos diminutos. En el envés de las hojas y brotes tiernos; retira las partes afectadas y aplica un insecticida general.
Mosca blanca:
Insectos voladores. Se eliminan con un insecticida específico, pulverizando sobre la parte aerea de las plantas.
Cochinilla:
Bultos marrones. Se deben retirar a mano, pasando un paño con agua en la que se habrá diluido un poco de jabón.
Araña roja:
Hojas con telarañas. Los ácaros aparecen con el calor y la sequedad. Rocía con agua, es un veneno para los ácaros.
Cochinilla algodonosa:
Bultitos blancos. Se retiran a mano con agua en la que se habrá diluido un poco de alcohol metílico; aplica un insecticida.
Pudrimiento de raíces:
Raíces oscuras. Aparece a causa del frío y la humedad. Saca el cepellón, corta las raíces afectadas y planta.
Botritis:
Moho en los tallos. Elimina todas las partes enfermas para acabar con el hongo. Deja la planta en un lugar claro y aireado.
Oidio:
Polvillo blanco. Elimina las paites afectadas con rapidez y aplica un fungicida Deja la planta en un sitio claro y ventilado.
Trips:
Hojas plateadas. Se eliminan con un insecticida sistémico, cuatro aplicaciones en un intervalo de ocho días.

Sábado, septiembre 10th, 2011 | Author:

Prevenir las plagas y enfermedades.
Todas las plantas sufren el ataque de plagas y enfermedades, pero cultivadas en maceta resultan más vulnerables. Vigila los síntomas para poner remedio.
Mucho antes de que tus plantas estén heridas de muerte .darán muestras evidentes de que algo no va bien. Los síntomas son de lo más diversos: insectos diminutos, generalmente en el envés de las hojas, cambios de color, moho… Las plantas de interior no están a salvo; al contrario, el hecho de vivir en un habitat artificial las hace más débiles y más vulnerables. La primera medida para mantener las plantas a salvo es prevenir la aparición de las plagas y la enfermedades. ¿Cómo? Vigilando a menudo y de cerca el estado de las hojas para detectar la presencia de insectos o cambios de color; y, sobre todo, proporcionando los cuidados que cada planta necesita.
Cinco reglas de oro para prevenir los daños:
1 Repasa las plantas, la tierra y el tiesto. Los síntomas pueden reflejarse en cualquiera de ellos.
2 Manten las plantas bien abonadas en su etapa correspondiente, es la mejor garantía para que no enfermen.
3 La combinación calor y humedad propicia la aparición de enfermedades; vigila especialmente tus plantas cuando se den estas dos condiciones.
4 Retira con frecuencia las hojas y flores marchitas o estropeadas para que el daño no se propague.
5 En primavera y verano presta máxima atención a las plagas, es la época en la que aparecen.