Archivo para la Categoría » Elementos de botánica «

Sábado, mayo 25th, 2013 | Author:

EL CALOR ACENTÚA LOS AROMAS
Los placeres del verano en el jardín se potencian por el hecho de que el aroma de las flores y los follajes se desenvuelve tanto de día como de noche. Consiga el perfecto vehículo que constituye el aire caliente para las fragancias cerrando áreas del jardín mediante setos y cortavientos. En esta estación, la suave brisa lo llena todo de abundancia de perfumes, encabezados por la amplia gama que existen de especies aromáticas, Sol, fuerte y a raudales, y escasa humedad son las condiciones esenciales para que lavanda, tomillo, salvia o santolina le acompañen a usted… y su pituitaria disfrute. También claveles, rosas, magnollos, minutlsas o fresias se descubren antes por su fragancia que por su imagen en verano.

Adelfa. El Nerium olander tiene los dos extremos. Por … -una parte, su suave fragancia destaca en maci zos y borduras. Pero, por otra, todas sus partes son muy venenosas. Requiere una exposición soleada y calor.

Budleya. A la Buddleja davidii también se la conoce por arbusto de las mariposas, ya que estos insectos se sienten atraídos por el aroma dulzón de sus flores. Apropiada para exposiciones luminosas y soleadas.

Albahaca. Las hojas del Occinum basilicum resultan muy aromáticas y se emplean como condimento. Se presta a ser cultivada en maceta y a menudo se la ve en el alféizar de las ventanas y en los jardines. Los tallos terminan en ramilletes de flores blancas.

Geranios de olor. Cultivados más por el olor de sus hojas al frotarlas que por sus flores, hay aromas de lo más diverso: a limón (Pelargonium citriodorum), nuez moscada (P. odoratissimum), menta (P. tomentosum).

Martes, agosto 14th, 2012 | Author:

Ecología y medio ambiente.
FUNDACIÓN VIDA SILVESTRE ARGENTINA.
Áreas protegidas.
Son áreas manejadas con normas que garantizan la protección de sus recursos naturales y culturales. La mayor categoría es la de Parque Nacional pero existen Parques Provinciales, Reservas Privadas, Monumentos Naturales, Reservas Naturales Estrictas, Reservas Educativas, Reservas Municipales, entre otras. Se consideran una solución natural para el cambio climático. Por qué son importantes días Áreas Protegidas? Porque conservan [a diversidad biológica de una ecorregión y proveen servicios y recursos ambientales. Durante mucho tiempo se entendía a las áreas protegidas como lugares intocables, en los que debía dejarse que la Naturaleza hiciera su trabajo sin ninguna clase de intromisión del hombre. Hoy, ese concepto se ha ampliado. Debemos tener en cuenta que son las propias áreas protegidas las que nos brindan diariamente los servicios ambientales que consumimos, pero que pocas veces reparamos en su origen. Nos proveen de alimentos, son fuentes de regulación del clima (gracias al secuestro y almacenamiento de carbono que realizan), son grandes fuentes de agua dulce, protegen los suelos, etc. Además, son las mejores soluciones naturales para lograr adaptarnos a los impactos del cambio climático. Para entender esta relación, aquí van algunos ejemplos en la Argentina: -La conservación de ecosistemas como los Esteros del Ibera contribuye a reducir las sequías y, al mismo tiempo, a mantener el nivel de producción de alimentos por su rol en la regulación de las precipitaciones regionales. -La selva húmeda, como el bosque atlántico, no solamente uega un rol Importante en la absorción de carbono (C02), sino que también ayuda a estabilizar el clima local y a mantener la calidad del agua. -Los humedales costeros y las dunas que se encuentran en la provincia de Buenos Aires absorben la energía de las olas y estabilizan el suelo, y actúan como defensa natural. -El Mar Argentino resulta clave, dado que, desde la era Industrial, los océanos han absorbido alrededor del 30% de las emisiones atmosféricas de carbono.

Martes, junio 26th, 2012 | Author:

Apasionado y profundo conocedor de las flores, el arquitecto Esteban Lovi -a cargo de su propio vivero Plantas y Parques, en Bariloche- nos explica de qué se trata la “naturalización” como intervención paisajística, ilustrada mediante el experimento realizado por él mismo en su predio y documentado durante varios años, el cual les presentamos a continuación. A nadie se le ocurriría regar el pasto en un mallín, poner fertilizante a una lenga del bosque, podar un radal, o fumigar un coihue. Estas son especies nativas, que conviven en armonía desde mucho antes de la aparición de la sociedad humana en su entorno, y son totalmente independientes para su supervivencia. Al igual que nadie pensaría en ponerle un plato de comida a un zorro patagónico, porque es conocida su capacidad de procurarse alimento sin nuestra intervención.
En cambio, si compramos una mascota, sabemos que va a depender por entero de que la alimentemos, la vacunemos, la desparasitemos. En resumen, que actuar contra natura tiene un precio. Como es obvio, este ejemplo vale también para las plantas. La supervivencia de toda especie que transplantemos va a depender de que la reguemos, la fertilicemos, la podemos y la fumiguemos contra pestes y enfermedades. Somos nosotros, y no la naturaleza, sus responsables. La naturalización, sin dejar de ser una manipulación voluntaria del hombre, es una aproximación lo más fidedigna posible a las condiciones en que se forman los ecosistemas en la naturaleza: de ahí su nombre. Su objetivo básico consiste en transformar un campo de malezas en una pradera florida, de aspecto naturalmente silvestre. Es un tratamiento paisajístico que apunta a dar una respuesta estética a determinados sectores de un parque donde el paisajismo convencional resulta impracticable, sea por la topografía del suelo, o por la falta de agua para riego, o por tratarse de grandes extensiones de tierra.

Martes, febrero 14th, 2012 | Author:

Bulbo es un concepto un poco ambiguo; para los botánicos se trata solamente de las plantas cuyo engrasamiento cargado de sustancias de reserva es una yema, como ocurre con el tulipán o la cebolla. Sin embargo, la descripción más común en jardinería engloba en este importante grupo de plantas a todas las que tienen órganos subterráneos engrosados, ya sean rizomas como el lirio, tubérculos como la patata y la dalia o bulbos propiamente dichos como el tulipán. A este grupo se les conoce como bulbosas y se caracterizan por sus hermosas floraciones que se dan en primavera y el verano.

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Elementos de botánica. Haremos una breve descripción de la flor, que es la parte que más interesa en este Libro: una flor debidamente constituida consta de cuatro partes que son: el cáliz, la corola, el androceo y el gineceo.
El cáliz es la parte o verticilo exterior y está constituido por piezas comúnmente de color verde: los sépalos.
La corola está formada por piezas más o menos uniformes, de colores vivos: los yétalos.
El androceo tiene unos filamentos llamados estamhres, en cuyo extremo superior rematan en pequeños saquitos o “anteras”, dentro de las cuales está contenido el polen o polvillo fecundador. Estos órganos constituyen el aparato sexual masculino de la flor.
El femenino, o cuarto verticilo, es el gineceo, que puede tener uno o varios pistilos. La parte abultada del pistilo es el ovario; el cuello se llama estilo, y la parte superior es el estigma sobre el cual cae el polen.
El grano de polen caído sobre el estigma sufre un alargamiento que recorre todo el estilo, llegando hasta el ovario, lugar donde se encuentran los óvulos o células sexuales femeninas. De la conjugación de los dos tipos de células sexuales, masculinas y femeninas, se producirá el óvulo fecundado que al evolucionar constituirá la semilla.
Las flores que llevan los dos sexos se denominan “hermn-froditas”. Si solo tienen un sexo, se denominan “unisexuales”. Cuando ese sexo es el masculino, vale decir, que poseen solo estambres, se llamarán unisexuales masculinas; si por el contrario, el sexo fuese el femenino, vale decir que tienen gineceo pero no androceo, se denominarán unisexuales femeninas.