Archivo para la Categoría » Delphinium «

Jueves, mayo 07th, 2009 | Author:

La floración se producirá así desde la primavera hasta el otoño siguiente.
También puede sembrarse en almacigos desde el otoño hasta la primavera, haciendo el trasplante al lugar definitivo cuando el desarrollo de las plantitas lo permita.
La siembra de las variedades vivaces se hace de preferencia en otoño e invierno, en almacigos, para trasplantar en la primavera; cabe hacer notar que a veces las semillas tardan hasta dos meses en germinar, motivo suficiente para no desesperar ni pensar que la operación ha fracasado.
La multiplicación por división de matas se practica principalmente con ¡as variedades de flor doble que no semillan, la época propicia para hacerla es de marzo a septiembre, para hacer el trasplante cuando se considere necesario. Los cuidados culturales que requieren los Delpiriniums difieren en poco con los de un cultivo común. Deberá mantenerse la tierra suelta, limpia de yuyos y discretamente humedecida; en épocas calurosas los riegos deberán practicarse a diario.
Para que la floración sea continuada y profusa :es conveniente cortar los tallos después de la producción.

Miércoles, mayo 06th, 2009 | Author:

Delphinium
Planta de la familia de las Ranunculáceas, anual o perenne, según la especie de donde procede; su nombre común es el de “Espuela de Caballero”.
Entre las especies anuales pueden citarse al Delphinium Consolida, D. peregrina, D. Imperial, etc., y entre las perennes a D. elatum, D. grandiflorum, D. formosum. etc.
Es numerosísimo el número de variedades que se conocen, pudiendo decirse que en general son plantas de 60 centímetros hasta algo más de dos metros de altura, con flores dispuestas en largas y tupidas espigas que término medio miden unos 15. centímetros; su color generalmente es azul, pero gradualmente va pasando por distintos colores hasta el blanco. Existen variedades de flores simples y de flores dobles, siendo estas últimas las más apreciadas por su efecto decorativo.
Las plantas son casi siempre rústicas y de fácil cultivo; resisten bien al frío pero si se desea que florezcan temprano, deberá sembrarse en lugares abrigados.
Los suelos que le son más convenientes deben ser sueltos, ricos y permeables.
La multiplicación puede hacerse por semilla o por división de matas. La siembra de las variedades anuales suele reaIizarse de asiento durante el verano hasta principios del invierno, sembrando tupido y entresacando plantitas a medida que se van desarrollando, para dejarlas finalmente espaciadas unos 15 a 20 centímetros.