Archivo para la Categoría » ADORNOS DEL JARDIN «

Sábado, diciembre 01st, 2012 | Author:

Nombre científico: Achillea filipendulina. Altura: 1,40 metros.
Cuidados: Necesita exposiciór a r er: s: Requiere suelos con buen drenaje pero que retengan la humedad. Virtudes: Suele utilizarse para macaos monocromáticos.
Descripción: Planta perenne, muy rústica, de la familia de las Asteráceas – Compuestas, nativa de la región del Cáucaso, Irán y Afganistán. Posee tallos erectos, con hojas compuestas finamente divididas, de aspecto plumoso y color verde grisáceo. Las flores pequeñas se disponen en capítulos florales que, a su vez, forman corimbos muy vistosos. Se multiplica por semillas y por división de matas desde el otoño hasta principios de la primavera.

Lunes, mayo 14th, 2012 | Author:

Desde hace ya varios años las herbáceas ocupan un lugar preponderante dentro de los jardines, por su aspecto más natural y suelto, por marcar las estaciones con sus cambios y gracias a una de sus mayores virtudes: la de prevalecer año tras año y crecer sobre sí mismas. Esta última virtud en algunas especies se ha convertido en defecto debido a su carácter invasivo. ¿Cuándo deja de ser una virtud y se transforma en un defecto el crecimiento de una planta?
No todas las herbáceas crecen de la misma manera, algunas lo hacen de forma rastrera y generan estolones que van enraizando a su paso; otras, desarrollando plantitas en los extremos de las varas florecidas, y otras simplemente crecen engordando su mata o superficie cada año.
Para poder emplearlas sin riesgo de que crezcan desmesuradamente y se salgan de control, lo más importante es conocer las características de cada una y aprender cómo combinarlas y usarlas para aprovechar al máximo sus beneficios.
Como punto de partida debemos saber que una planta crecerá con el mayor vigor cuando se encuentre en las condiciones ideales de cultivo (que como es obvio varían de acuerdo a cada especie), o sea: al sol o a la sombra, en suelo seco o húmedo, etc. Una vez que todas las condiciones estén dadas, cada año la planta demostrará con creces su poderío.
A continuación les presentamos una selección de estas especies.

Martes, abril 17th, 2012 | Author:

¿Cómo combinar la jardinería y la decoración sin ser un experto? El nuevo concepto de DecoVerde permite llevar un pedacito del jardín a cada rincón de la casa. En el recién inaugurado local de la marca, ubicado en el tercer piso del shopping Paseo Alcorta, los clientes podrán elegir o crear una composición de macetas en miniatura y plantas naturales. La idea es crear un objeto único de diseño para darle un toque de luz y naturaleza a todos los ambientes de la casa, cualquiera que sea su estilo: vintage, naif, vanguardista o moderno. Los clientes podrán jugar con las texturas, los materiales, las formas y los colores de las macetas, y combinarlos con una multiplicidad de plantas y flores de interior.

Lunes, febrero 06th, 2012 | Author:

De porte recio y distinguido, los gladiolos no sólo lucen hermosos en los jarrones. En el jardín, su medio natural, despliegan sus varas como un haz de espadas.

Una de las más conocidas flores de jarrón da también excelentes resultados en el jardín. Aunque es una buena idea cultivarla en el huerto para flor cortada, no hay que menospreciarla como planta de pleno derecho en macizos y arriates. Se trata de una flor rígida, a la que en ocasiones hay que poner tutores, pues sus varas salen como espadas -gladio-lum en latín significa ‘espada pequeña’-. Si se desea acentuar su fuerte verticalidad, se puede mezclar con plantas muy regulares, que resalten su geometría, O utilizarla como hito en
macizos homogéneos. Por el contrario, si se busca suavizar su rigidez, se puede cultivar entre plantaciones de formas redondeadas que la envuelvan. El tema de los tutores, que ciertamente son algo feos y engorrosos, se puede remediar recurriendo a las nuevas variedades minis, que se pueden encontrar en el mercado. En el caso de elegir las variedades altas -más propensas a roturas-, hay que cuidar muy bien la situación, y si se ponen tutores, habrá que tratar de taparlos con plantaciones más bajas.
Ventajas:
• Existen varios millares de variedades muy adecuadas a todas las latitudes y en una amplia paleta de tamaños y colores.
• Muy pocas plantas tienen la cualidad de adaptarse tan bien a casi todo tipo de terrenos y de circunstancias. Los gladiolos se pueden cultivar en cualquier lugar en donde haya por lo menos 80 días de temperatura templada (15″C).
• Su período de floración es largo, ya que las flores de la espiga se van abriendo poco a poco y las plantaciones se pueden escalonar, llegando a veces hasta dos meses.

Dónde plantarlos:
• Los mejores resultados se obtienen plantando masas grandes de gladiolos de un mismo tono. Los especialistas recomiendan grupos impares de nueve en adelante, dependiendo de la superficie. No resulta agradecida su plantación aislada.
• Es preferible plantarlos en rincones soleados y abrigados, en donde queden protegidos de su mayor enemigo, el viento.
• Dan excelentes resultados en combinaciones con otras plantas como lirios, hemerocalis, margaritas, rudbecquia, hostas, dalias, etc.

Entre las plantas anuales también son buenas compañeras la salvia, los cosmos, la kochia o el falso ciprés.

Cultivo:
• Entre abril y junio es la mejor época para plantar los bulbos, que florecerán en menos de tres meses. También se pueden plantar antes de abril y después de junio, aunque florecerán más tarde. Si se escalonan las plantaciones cada quince días, se alargará el período de floración.
• Necesitan tierra media y algo arcillosa. Se debe trabajar bien, dando una buena cava y eliminando raíces y piedras. No es imprescindible abonar, aunque los bulbos abonados se guardan mejor de un año a otro. Si se abona con estiércol, debe estar muy descompuesto o dañará el bulbo. La tierra vegetal, el humus o un abonado químico completo sirven para enriquecer el terreno.
• Se aconseja una profundidad de plantación entre 7 y 8 cm, y 10 cm cuando se desee asegurar la firmeza de la vara, aunque la
floración se atrasará algo. La distancia entre los bulbos debe ser entre 12 y 15 cm.
• Les gusta el pleno sol y necesitan como mínimo 4 o 5 horas diarias de sol para florecer bien.
• A medida que vayan creciendo las hojas, se intensifican los riegos, sobre todo si el clima es seco. A partir de la aparición de la cuarta hoja es muy importante que no le falte agua, manteniendo la tierra húmeda pero sin encharcar.
• Es mejor sacar los bulbos de la tierra durante el invierno, sobre todo en climas fríos, y guardarlos limpios en un lugar seco hasta la próxima temporada. El período de descanso fuera de la tierra es de un mínimo de tres meses.

Lunes, enero 09th, 2012 | Author:

Las plantas vivaces o herbáceas que llegaron hace poco tiempo a nuestros cultivos y a nuestros jardines,se están convirtiendo en una herramienta indispensable en el momento de planificar los macizos florales. Aquí va una ayuda para elegir herbáceas de flor azul y de flor blanca, con diferentes alturas y para diferentes usos, seleccionadas entre las que se encuentran disponibles en el mercado.

ESPECIE                              ALTURA (en cm)    UBICACIÓN    ÉPOCA DE FLOR    USO
Achillea millefolium            50                                     s-ms                  p-v                          c
Aquilegia sp.                          20                                         ms                  P                               a-c
Arabis alpina                         10                                          ms                  P                               a-c
Arabis caucásica                  10                                         ms                  P                               a-c
Arenaria alpina                    10                                          ms                 P                                a-c
Campánula persicifolia      80                                        ms                  P                                c
Cerastium tomentosum     10                                     s-ms                 P                                 a-c-d
Edychium coronarium    120                                            s                  p-o                            b-c-g
Erigeron karwinskyanus    25                                    s-ms                  p-v                             a-c
Filipéndula hexapetala       35                                       ms                   p                                 c-d
Filipéndula ulmaria              35                                       ms                   p                                 c
Iberis sempervirens             15                                          s                    p                                 a-c
Phlox subulata                        10                                      ms                    p                                 a-c
Physostegia virginiana        50                                   s-ms                  V                                  c
Sedum álbum                           10                                          s                   v-o                              a-c
Zephyranthes candida          15                                         s                        0                              c

REFERENCIAS
0 = otoño
1 = invierno
a = apta para rocallas
b = planta que luce en forma aislada

C = planta para canteros
o borduras d = follaje atractivo g = sensible a heladas

s = sol
ms = media sombra
p = primavera v – verano

 

 

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Las operaciones en la fertilización de un suelo podrían resumirse en 10 puntos:
1) Conocer, aunque solo fuera aproximadamente, la composición del suelo. En general nuestros suelos son fértiles, pero raramente bien compensados; así por ejemplo, en los alrededores de la Capital Federal se requieren abonos ricos en calcio y fósforo, y raramente en potasio y nitrógeno.
2) Debe procurarse usar siempre abonos completos, vale.decir, que proporcionen al suelo todos los elementos indispensables, en las debidas proporciones, pero sin omitir ninguno. Así per ejemplo, un suelo rico en potasio y pobre en los demás elementos, le es muy conveniente una abonadura con guano de aves marinas, o bien una mezcla de superfosfato de calcio y sulfato de amonio.
3) Cuando se requieran efectos rápidos será preciso emplear abonos químicos, o en caso de no disponer de ellos, abonos orgánicos de rápida asimilación. El máximo efecto se logra cuando se disuelven en agua y se aplican en forma de riegos al pie de las plantas y evitando que lleguen al follaje.
4) Cuando se desee una asimilación lenta o progresiva, se dará preferencia a los abonos de origen orgánico.
5) Se abonarán plantaciones establecidas distribuyendo los abonos alrededor de las plantas, pero de manera que queden alejados del pie de las mismas unos 30 centímetros, si se trata de matas de poco porte, de 50 centímetros cuando se trata de matas altas o arbustos, y de 1 a 5 metros, cuando se trate de arbustos grandes o árboles.
6) Al comienzo de un cultivo las abonaduras se harán, preferentemente, un mes antes de la siembra.
7) Es siempre preferible abonar de menos que de más; mpre quedará tiempo para ir incorporando gradualmente nuevos abonos.
8) Cuando se trate de abonos químicos se procurará adquirirlos en casas responsables, que garanticen su pureza y eficacia. Conviene más adquirirlos sin mezclar y realizar la combinación, cuando ella fuese necesaria, por cuenta del propio interesado y poco antes de su aplicación.
9) Antes de efectuar la mezcla de dos o más abonos se averiguará si tal procedimiento está permitido;representa un gráfico fácil de comprender que se refiere al punto tratado. •
10) Los abonos, cualquiera sea su naturaleza y origen, no deberán dejarse nunca a la intemperie ni en lugares húrnedos. Los estiércoles se conservarán en estercoleras de mam-postcría; el guano, el nitrato de sodio, el nitrato de potasio, el cloruro de potasio y, en general, todos.los abonos orgánicos y químicos nitrogenados, serán conservados en lugar cerrado y seco para evitar que pierdan sus propiedades fertilizantes.

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Dosificación de abonos.—Es un error creer que cuanto más se abone una tierra más ha de producir y mejores serán los resultados obtenidos. Si una plantación, por ejemplo, rinde más con 100 kgs. de determinado abono que con 50 kgsv puede dar rendimientos menores si la dosis se eleva a 300 kgs., pues el exceso puede obrar en tai caso como factor negativo. Esto nos explica que un abono debe ser aplicado al suelo en dosis convenientemente medidas, o dicho en otras palabras, en las cantidades justas. Se preguntará el lector: ¿y cómo saber cuáles son las cantidades justas? Para contestar correctamente a esta pregunta deberíamos entrar en un campo de verdadera ingeniería agronómica, vedado en la mayoría de ios cases al aficionndo y al hombre práctico. Escuetamente traducida, la fórmula no es complicada: la tierra posee, digamos por ejemplo, 10 kg. de potasio; la plantación, hasta su completo desarrollo, requiere 15 kg. Habrá por lo tanto un déficit de 5 ks>. que deberá ser proporcionado en forma de abonos. Si el sulfato de potasio posee, según la tabla insertada más arriba, 50 kg. de potasio cada 100 kg. de la sal, una simple regla de tres nos indicará que incorporando al suelo 10 kg. habremos logrado los 5 kg. deficitarios de potasio. El mismo razonamiento es válido para los otros elementos biogenéticos, fósforo, nitrógeno, calcio, etc.
Comprenderá el lector, siguiendo con esta teoría, que deberá conocer la composición química del suelo y la de la plantación, pues solo asi llegará a los resultados apetecidos. Ambos procedimientos escapan a las posibilidades del cultivador, al que no quedará más remedio que valerse de sistemas menos racionales, pero más a su alcance. La práctica, basada en la observación diaria, la lectura de textos especializados y la prudencia combinada con el razonamiento, serán los mejores consejeros y el “instrumento” más valioso con que podrá contar a su favor.

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Aplicación y distribución de los abonos.—Es necesario que los abonos se apliquen bien pulverizados. Una buena práctica es tamizarlos antes de realizar la mezcla con el suelo. Cuanto mayor sea el grado de división de un abono, mayor será también su acción por cuanto reaccionará más rápida mente con los reactivos de la tierra, y llegará más fácilmente a las raíces de las plantas.
Los abonos que por su estructura no permitan el tamizado, se distribuirán lo más uniformemente posible antes de la siembra o plantación. La mejor época para distribuir un abono mineral, o uno orgánico concentrado, es después de labrado el suelo y antes de ser rastrillado; se distribuirán al voleo y acto seguido se los enterrará levemente mediante una rastrillada o rodillada. El mejor momento es cuando no hay viento, ni demasiado calor, antes de una lluvia y por la tarde; debe evitarse realizar esta labor después de un riego o de una lluvia, lo mismo que por la mañana en épocas calurosas.
Los fertilizantes que deben cumplir una función enmendadura, se distribuirán en el terreno a tratar formando montones, los que luego se desparramaran lo más uniformemente j/wible; realizada esta tarea, se los enterrará en el espesor da tierra que sea conveniente.
Los abonos que deban aplicarse en un terreno plantado, se distribuirán alrededor del pie de las plantas, pero no inmediatos sino formando una corona cuyo diámetro depende del desarrollo radicular de la especie cultivada. Se trata con ello de que -sean las raíces quienes vayan’en busca de los elementos nutritivos, y no que éstos se pongan en contacto con las raíces, pues podrían ocasionarles quemaduras o intoxicaciones.

Viernes, febrero 06th, 2009 | Author:

Entre los abonos del segundo grupo —inorgánicos— suelen usarse en jardinería los que han sido incluidos en el cuadro que sigue:
Abono Dosificación Nltróg-, Fósforo Potatlo Calcio Aslmllac.
Salitre (nitratita)  .. 0,15-0,40 15,50   3,00   4,50   0,60 rápida Nitro (salitre potásico) 0,15-0,40 15,00    –   13.00    -Superfosfato de calcio
simple   ……… 0,30-0,60    –   16,20    –   29,00     „
Sulfato de potasio .. 0,10-0,15 – – 50,00 -Cloruro de potasio .. 0,15-0,40 – — 52,00 -Sulfato de amonio . . 0,20-0,50 22,00 — – -Escorias Thomas …. 0,50.1,50    –   17,00    –   45,00    „
Cal viva ………. 1,50-5,00    —      –      –   30,00progresñra
Cianamida calcica … 0,15-0,30 22,00    –     –   55,00 rápida
Kainita   ……….. 0,40-1,50    –      –   15.00    –   lenta
Nitrato de calcio … 0,20-0,50 13,00    –      –   15,00 rápid»
Las primeras cifras correspondientes a la columna “Dosificación” se refieren a las cantidades normales de aplicación; las segundas, a las máximas permitidas, (ambas están dadas en kilogramos por hectárea).
En la columna “Asimilación” se incluye la forma en que son tomados los elementos nutritivos por los vegetales. En caso de abonos rápidamente asimilables, el proceso comienza en un plazo muy breve; en los que sen de asimilación progresiva el plazo es largo al comienzo, pero luego se acelera progresivamente; en los de asimilación lenta, perdura por varios meses.

Sábado, diciembre 06th, 2008 | Author:

Arbolillos y arbustos
La vegetación de un jardin puede dividirse, a grosso modo, en las cinco categorias siguientes: Céspedes, Matas, Arbustos, Arbolillos y Arboles. Los arbustos y los arbolillos representan la transición entre lo más pequeño y lo más grande.
Largo v tedioso sería el hacer una descripción de todos los arbolillos y arbustos que pueden incluirse en los jardines. El número sería tan elevado que nos veríamos en la obligación de escapar al tema central. Por esta causa, más que una descripción de cada una de las especies que interesan, haremos una cita de las mismas, por orden alfabético, clasificándolos de acuerdo a una de sus características principales: el follaje.