Domingo, septiembre 08th, 2013 | Author:

Arreglando las palmeras

Necesitará hacerlo si usted la tiene en una habitación muy caldeada. Actúe así: si algunas de sus frondas se vuelven amarillas o secas, córtelas justo por donde la hoja se separa del tallo principal (arriba, derecha). Pero si sólo se secan las puntas, bastará con eliminar la parte en malas condiciones (sobre estas líneas). Para evitar que vuelva a ocurrir ponga su palmera (en la foto, Chamaedorea elegans) sobre una bandeja llena de gravilla húmeda y rocíela regularmente con agua.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in