Viernes, mayo 17th, 2013 | Author:

ATRACCIÓN PARA LOS POLINIZADORES:
Tras el oscuro invierno, el incremento de ía temperatura y las horas de luz devuelven la vida al jardín, que con su despertar atrae a mariposas y abejas. Comienza la suave lluvia de aromáticos pétalos blancos de los cerezos, mientras las glicinas revisten los muros con sus flores azules que huelen a vainilla. Además, los poderosos lirios de los valles y los Ceanothus o lilos de California preceden al rey de la primavera fragante, el lito, que aunque aparece algo más tarde con sus racimos blancos, azules o púrpuras, escalona su floración durante un par de meses. Mientras tanto, las hierbas aromáticas, que pasaron bajo tierra e Invierno, brotan con el calor y recuerdan al ser pisadas que su valor aromático sigue intacto.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in