Sábado, mayo 11th, 2013 | Author:

Majestuosas palmeras en torno a la vivienda; trepadoras ávidas de sol para las fachadas; plantas en maceta en un patio a la sombra; y césped a base de grama resistente a la sequía. Son las principales especies vegetales que dan vida a este pequeño jardín enclavado en Santa Cruz de Tenerife. Su objetivo, la intimidad, se ha conseguido con gran belleza. Le mostramos sus mejores soluciones, válidas para otros lugares de costa cálida, como Málaga, Granada o Almería. En primer lugar, se ha aprovechado el espacio al máximo, creando una superficie diáfana revestida de césped de grama (Cynodon dactylon), con especies que combinan a la perfección con la vivienda y que aquí viven a sus anchas, como los fénix canarios (Phoenix canariensis), las palmeras reales y de la reina (Roystonea regia y Are-castrum romanzoffianum) o el autóctono drago (Dracaena draco). Todo ello sin olvidar las trepadoras para revestimiento de los muros, bignonia (Campsis radicans), buganvilla (Bougainvillea glabra) y pasionaria (Passiflora mollisima). El patio también requería un tratamiento adecuado, y las especies en maceta, capitaneadas por los anturios de hoja gigante (Anthurium andreanum) y los heléchos, se encargan de llenar el recinto. Bancos de hierro y madera, farolas, recipientes de piedra y una fuente completan la decoración.

Categoría: Jardineria
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in