Martes, octubre 30th, 2012 | Author:

En zonas donde las rocas afloran en la superficie, en patios, terrazas o cuando la condición física del horticultor es una limitante, podremos armar una huerta elevada con tachos de 200 litros, que podemos conseguir en desuso en estaciones de servicio y aprovechar para reciclarlos. Éstos se cortan a lo largo y se utilizan las dos mitades, pero deben doblarse cuidadosamente los bordes para evitar los cortes con el metal.
También será necesario hacer agujeros de drenaje, incorporar una capa de leca y llenarlos con un sustrato liviano y rico en nutrientes, como puede ser una mezcla de turba o resaca, humus de lombriz y algo de perlita. Ésta es una forma alternativa de cultivar numerosas hortalizas (principalmente las de hoja) en espacios antes vedados.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in