Sábado, septiembre 15th, 2012 | Author:

Un muro como baranda.
Cuando se proyecta una terraza o un balcón desde cero pueden plantearse nuevas opciones para lograr intimidad: reemplazar las barandas tradicionales por un muro de 90 cm de altura. Éste dará mayor protección instantáneamente. Puede recubrirse el muro con un revestimiento cementicio y así resolver cualquier imperfección de terminación. Para “alivianarlo” conviene realizarle orificios para que se pueda mirar a través, o imprimirle buñas verticales u horizontales para “cortar” un poco. Un color cálido es una buena opción para pintarlo. Este tipo de muro también puede hacerse para sectorizar la zona de servicio dentro de un espacio exterior, donde se cuelga la ropa o se guardan reposeras, por ejemplo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in