Miércoles, agosto 22nd, 2012 | Author:

TALADROS Y TALADRILLOS. Se trata de plagas que afectan árboles y arbustos. En estado adulto, se presentan como mariposas y cascarudos. El daño mayor lo presentan en el estado de larva (gusano), que perfora la corteza y se introduce en el interior del vegetal, considerando que estos insectos son xilófagos (se alimentan de madera). La diferenciación entre taladros y taladrillos reside en su tamaño y en la ubicación que generalmente toman para hacer el daño. El gusano del taladro es de mayor tamaño e ingresa en la zona del leño (zona más profunda del tronco); los taladrillos son de menor tamaño y se ubican principalmente en la zona exterior, debajo de la corteza. El daño que producen no sólo está en las perforaciones y galerías que llevan a la destrucción de los haces vasculares, sino también en la posibilidad de transportar en la superficie corporal y ser vectores de hongos que se asocian para destruir la madera del vegetal, afectando la circulación de agua y de nutrientes.
Pueden atacar plantas sanas y, cuando el ataque lleva varios años, el vegetal ingresa en los “estados típicos del decaimiento”. Sobre todo, atacan plantas ya decaídas, por lo que es importante evitar que lleguen a ese estado. Los tratamientos deben realizarse pulverizando las cortezas, pues allí se pueden alojar para reproducirse. También deben hacerse pulverizaciones foliares para eliminar adultos y realizar inyecciones o colocar pastillas que tienen la ventaja de atacar y controlar los estados larvarios (gusanos).

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in