Domingo, mayo 13th, 2012 | Author:

No todas las especies de un mismo género son invasoras. Por ejemplo, en los Áster, hay especies de muy lento crecimiento como el A. ericiodes, y otras completamente agresivas que pueden llegar a cubrir todo el suelo del cantero. En el caso de la Physastegia, las de  color lila o rosado son muy invasoras, al contrario de las blancas que crecen con moderación cada año.
No deben combinarse plantas con el mismo tipo de crecimiento, y menos aun si van a tener poco mantenimiento. Por ejemplo, una combinación posible de dos invasoras podría ser: Iris pseudacorus con Vinca que son fáciles de identificar y crecen de manera muy diferente.
Cuando se plantan dos o más especies, se les deben poner divisiones entre las matas para que el cuidado sea más fácil.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in