Lunes, marzo 12th, 2012 | Author:

Perdigonada: este hongo, científicamente, se llama Clasterosporium car-pophylum y se detecta por puntitos marrones que agujerean las hojas. Es habitual que ataque a algunos frutales como durazneros, cerezos y ciruelos. Fusarium: ataca al césped, lo marchita y debilita. Aparece por las largas exposiciones a las altas temperaturas y humedad. El tratamiento no es complicado, se deben aplicar correctamente fungicidas específicos, comunmente a base de benomilo o ¡prodiona.También se recomiendan aplicaciones periódicas para prevenir los ataques del hongo,

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in