Lunes, octubre 03rd, 2011 | Author:

Dos reglas de oro para podar en la terraza.
Nunca fallan y son fáciles de llevar a cabo. Toma nota:
• Poda después de la floración los árboles cuyo fruto no interesa su fruto y arbustos que florecen en primavera, incluso a finales del invierno: forsitia, azalea, magnolia, camelia, choisia o mahonia. Hazlo inmediatamente después de la floración.
• Poda a finales del invierno, o principios de la primavera, los que florecen una vez comenzado el verano, como altea, siníbricaipo, abelia, spirea…
Ojo con las excepciones: Aunque estas dos reglas sirven para la mayoría de los ejemplares de una terraza o un pequeño jardín, por supuesto, que hay excepciones: los árboles, arbustos y leñosas ornamentales, como cotoneaster. membrillo, almendro u hortensia.
Nuestro consejo:
Las hierbas aromáticas, como el tomillo o la hierbabuena, necesitan un corte radical en primavera, cuando llega el momento de trasplantarlas. Aprovecha para recortar también las raíces de forma equivalente antes de volver a plantar. Elimina las partes más viejas y oscuras.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in