Sábado, julio 02nd, 2011 | Author:

A RAÍZ DESNUDA:
La planta se presenta con las raíces limpias de tierra, sin cepellón. El coste del ejemplar puede ser un 50 por ciento más barato, pero sólo es recomendable con plantas fuertes. Fíjate en:
• Las raices, no deben estar resecas; aunque no tengan tierra alrededor, deben estar húmedas y frescas.
• Transpórtalas con algún tipo de protección: un cartón, una bolsa de plástico, papel… La raíz es la parte más sensible a los cambios de temperatura.
• Plántala lo antes posible, porque las raíces no deben exponerse al calor, al frío o al viento, ni manipularse en exceso.
• Deja las raíces sumergidas en agua si no puedes plantarlas de inmediato, pero nunca fría. Otra opción, deja la planta tumbada sobre el suelo y cubre las raíces con un poco de tierra.
• Recorta un poco los extremos de la raíz antes de plantar, le ayudará a enraizar. Una vez plantada, recorta también la parte aérea.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in