Viernes, julio 29th, 2011 | Author:

Como regar en cada estación.
El agua es vital para las plantas. No hay reglas fijas sobre cuándo o cómo hacerlo. Es el tipo de planta el que determina el riego y la época del año. Estas son las claves para hacerlo.
En una maceta la planta no puede buscar por sí misma el agua que necesita para mantenerse y crecer; depende del riego. Los aportes de agua deben ser regulares, a veces diarios, pero ajustados a cada tipo de planta y a la época del año. Además, hay otros factores que influyen en la cantidad de agua que pueden aprovechar las plantas, como el calor o el viento. Por eso el riego es la tarea clave. Pero cuidado con los excesos: el encharcamiento es una de las principales causas de muerte entre las plantas cultivadas en maceta.
Las diez reglas de oro para no fallar:
1 Regar abundantemente durante la fase de crecimiento.
2 Reducir los riegos durante la época de reposo (invierno).
3 Echar agua con más frecuencia si las plantas están en lugares secos o calientes, claros y soleados.
4 Regar con menos frecuencia en interiores frescos y con poca luz.
5 Utilizar siempre agua tibia, a temperatura ambiente, incluso en verano.
6 No mojar nunca las flores.
7 No regar nunca a pleno sol, ni las hojas de algunos ejemplares.
8 No poner el agua siempre en el mismo punto de la maceta.
9 Regar más si la planta está en maceta de barro y tiene muchas raíces.
10 Las plantas prefieren riegos abundantes y espaciados.

Categoría: Regar las plantas
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in