Jueves, mayo 26th, 2011 | Author:

En medio de El Pinar, casi sobre el arroyo Pando, se encuentra un vivero con un estilo genuinamente diferente. Desde la calle, un letrero rodeado de plantas y flores anticipa una bienvenida que al traspasar la entrada se hace efectiva.
El propio nombre con el que fue bautizado “MYOSOTIS“, augura que quien lo visite recibirá un trato especial y es una promesa para conocer cosas inolvidables.
El significado simbólico de la pequeña flor del NO ME OLVIDES, inspiró a sus anfitriones, Horst y Hilde, a llamar así a su sueño.
Las fragancias, perfumes, texturas, colores, follajes, tamaños y formas nos transportan a la niñez. En este edén la naturaleza es amiga de todo el entorno; en el cerco se observa el crecimiento natural de una gran variedad de especies, ayudando a quien lo recorre, a formarse ideas y decidir que usar en sus diseños.
Está rodeado de Pinos y Eucaliptos de diferentes especies que protegen del viento y ofician de filtro a los rayos solares, también se han plantado Cipreses calvo, Ceibo blanco, robles, que darán su cobijo a diferentes especies de pájaros e insectos, mejorando el ya excelente ecosistema existente. Dicho en sus propias palabras: “…la mejor forma de combatir plagas y enfermedades es combinar muchas variedades de plantas. Esto incluso ayuda en el cultivo de rosas, pero lamentablemente no puede prescindirse de funguicidas en especial. Permite crear un ambiente natural que alberga una gran variedad de nuestra fauna. Como es lógico apareja una buenísima representación de aves. Consiguen abundante alimento (solo los días muy fríos lo complementamos), habiendo lugares resguardados para anidar”.
El diseño general del jardín es una sucesión de caminos que se cruzan, formando así una cantidad de islotes con una infinidad de plantas, que maravilla a la vista. Horst nos cuenta: “…caminos sinuosos dividen canteros evitando toda monotonía. Para poder descansar, se crearon lugares variados. Para el descanso de la vista se ubicaron debidamente plantas autóctonas y exóticas. Formas, follajes, floraciones y fructificaciones brindan, según la época, cambios constantes.”

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in