Miércoles, abril 13th, 2011 | Author:

¿Cómo saber si las semillas que guardamos son viables?
El método es bien sencillo. Lo utilizaban los ingleses desde muchísimo tiempo atrás para comprobar si su cosecha sería buena. En un recipiente con agua tibia, se ponen las semillas. Después de una hora, las semillas que no se hayan hundido deberán ser descartadas. Hay que tener en cuenta que no es un método generalizado, dado que hay semillas que deben ser estratificadas (puestas en frío por unos 3 meses) o escarificadas (se lija suavemente la cascara de la semilla) para que puedan germinar. También hay plantas como las acacias que necesitan recibir una dosis importante de calor para germinar. Debemos tener bien identificadas las plantas, conocer el comportamiento reproductivo y saber de dónde provienen, para determinar el tratamiento de siembra.
1. En el guardado de la primera etapa de secado, es importante anotar bien el nombre de la planta de la que extrajimos semillas y también la fecha en la que lo realizamos.
2. Una vez que hayamos preparado las semillas para ser almacenadas, debemos anotar también afuera el nombre científico, nombre común y la fecha en la que lo recolectamos y en la que lo envasamos.
3.  Para el guardado por algún tiempo, debemos pensar en un lugar seco, de baja tempetatura y en lo posible oscuridad.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in