Domingo, agosto 01st, 2010 | Author:

En esta época podemos recortar las Dieffembaebias que han crecido demasiado, perdiendo su gracia al tener un penacho de hojas en largos tallos desnudos. Con unas tijeras de podar bien afiladas o una navaja.
Se corta a la altura deseada sin miedo. Los trozos cortados pueden emplearse como esquejes, basta colocarlos en agua o directamente en una maceta con tierra especial para plantas de interior. Al poco tiempo veremos imitar las yemas y nuestra Dieffembachia recuperara su aspecto frondoso y llamativo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in