Martes, abril 27th, 2010 | Author:

La plantación del cardo puede realizarse de dos formas distintas: mediante la siembra (que es el método más frecuente), o bien mediante el trasplante de cardos jóvenes cultivados con antelación en un entorno protegido. En ambos casos, antes de la planta ción se excavan zanjas de 30 cm de profundidad y 20-25 cm de longitud, en el fondo de las cuales se pone un poco de humus o mantillo mixto con un poco de estiércol o compost maduro. La distancia entre dos zanjas paralelas, calculada a partir del centro de cada agujero, debe ser de 70-90 cm. Conviene amontonar la tierra que se obtiene de la excavación junto a las hoyos, para poder utilizarla con posterioridad.
Si se adopta el método de la siembra, hay que excavar en el fondo de las zanjas una serie de agujeros de 1-2 cm de profundidad, a una distancia de 60-80 cm entre sí. En cada uno de los mismos se esparcen tres semillas.
Esta operación se realiza entre comienzos de febrero y finales de abril, según las zonas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in