Sábado, enero 09th, 2010 | Author:

Clorosis“. Es una enfermedad fisiológica, es decir, no causada por parásitos, sino por una deficiencia de la constitución química del suelo. Las hojas amarillean, la planta languidece y hasta puede llegar a morir.
Para combatir la clorosis deberán evitarse los abonos pc^” tásicos, drenar el terreno y proporcionar a las plantas sulfato de hierro en polvo a razón de 25 gramos, mezclados con tierra, por pie; se desparramará la mezcla alrededor de cada planta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in