Viernes, diciembre 18th, 2009 | Author:

Las ramas débiles se dejarán de unos cuatro a cinco centímetros de longitud, dejando qué lleven dos o tres yemas cada una; las ramas más fuertes se las dejará de ocho a diez centímetros de largo, con cuatro a seis yemas, y las muy vigorosas, de quince a veinte centímetros, con ocho a diez yemas.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in