Viernes, septiembre 11th, 2009 | Author:

Si se desea, puede plantarse a plena tierra, siendo el mejor momento para hacerlo cuando se ha desarrollado bastante ramaje. El suelo destinado a recibirlas se ha de trabajar a unos 40 centímetros de profundidad, mezclando la tierra del hoyo con estiércol seco; las plantas se trasladarán al lugar definitivo sin abandonar la tierra que envuelve sus raíces.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in