Domingo, agosto 09th, 2009 | Author:

En general todos los lirios son de fácil cultivo y no requieren más cuidados que los descriptos para otras plantas bulbosas rizomatosas. Los primeros se plantan desde febrero hasta fines de abril a unos 10 centímetros de profundidad y dejando unos 20 centímetros de distancia entre planta y planta. Les conviene mucho la tierra calcárea y prosperan mal en las acidas; las enmiendas necesarias pueden realizarse con cal apagada a razón de medio kilogramo por metro cuadrado de superficie.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in