Domingo, agosto 16th, 2009 | Author:

A estas plantas no les perjudica el invierno y pueden plantarse al aire libre, en tierra bien mullida, abonada y cavada a bastante profundidad; entre planta y planta se dejará una distancia de unos 20 centímetros.
Cuando las flores se secan o amarillean se arrancarán los bulbos o cebollas y se dejarán a la sombra para que se sequen. Luego se los guardará en lugar seco hasta que llegue la época de plantarlos nuevamente. Cuando se extraen los bulbos es conveniente despojar a la planta de todos los esquejes e hijuelos que pudiera tener, los cuales servirán para reproducciones venideras.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in