Lunes, marzo 02nd, 2009 | Author:

Trasplante
La operación del trasplante consiste esencialmente en transportar las plantas de los semilleros al lugar donde han de vegetar hasta su total desarrollo. En algunas oportunidades puede ser necesario más de un trasplante para una especie determinada, no variando por ello la técnica general.
Existen ciertos requisitos para llevar a buen fin esta operación, pudiendo citar entre ellos: l) elegir preferentemente un día nublado, fresco y si es posible próximo a una lluvia; 2) previamente a la extracción de las plantas regar copiosamente los almacigos o semilleros; 3) que el terreno que ha de recibir a las jóvenes plantitas se halle convenientemente preparado en cuanto a labranzas y abonaduras; 4) que se practiquen buenos riegos después de la operación; 5) que las plantitas se saquen de los almacigos con cucharines especiales y procurando no lastimar sus raicillas; el trasplante con pan de tierra es el que asegura mejores resultados; 6) después de extraídas las plantitas se plantarán de inmediato, o en caso contrario se las envolverá en bolsas de arpillera bien mojadas; 7) efectuado el trasplante se procurará hacer un ligero raleo de las hojas inferiores para evitar que una excesiva transpiración pueda marchitar a la planta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in